El servicio, que depende directamente del jefe de oncología del Hospital de León, se encuentra ubicado en el Hospital Monte San Isidro, aunque siempre ha sido fruto de derivaciones hacia el Hospital privado de La Regla, y, actualmente, al de San Juan de Dios.

Izquierda Unida arremete contra el intento de privatización con la excusa de falta de camas para medicina interna, cuando hay una planta cerrada en el hospital de León, y la previsión del cierre de otra ala el próximo martes. El motivo real es la falta de inversión en el servicio público y de personal en estos momentos de aumento de ingresos por la quinta ola de la pandemia. La falta de previsión de la Junta, y de defensa desde la Gerencia del Hospital de nuestra Sanidad Pública compromete un servicio fundamental, en un momento en el que debe empezar a aplicarse la nueva legislación sobre “muerte digna” (L.O 3/2021, de 24 de marzo), y para cuya implantación se han destinado recursos especiales en los presupuestos desde el Gobierno.

Desde la Gerencia ya se han empezado a bloquear los nuevos ingresos en la unidad, lo que desde IU califican de “muy grave”, y la organización pide a las instituciones leonesas que se impliquen en la defensa de este servicio para la ciudadanía leonesa. Además, sería importante que se hiciera alguna inversión en el Hospital Monte San Isidro para actualizar baños, ventanas, y mejorar la calidad del servicio. Por eso, hacen un llamamiento a la Diputación y Ayuntamientos leoneses para que defiendan la Sanidad Pública en nuestra localidad y pidan un aumento del personal y el fin de las derivaciones hacia la privada, con el fin de negociar con nuestra salud.

Carmen Franganillo, coordinadora local, se ha puesto en contacto con personal del CAULE para comprobar el estado del servicio, además de solicitar una reunión urgente con la Gerencia. La coordinadora pide “la dimisión del actual Gerente del Hospital, Alfonso Suárez, y del Gerente de Área, Burón, con los que, ni IU, ni la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública han sido capaces de reunirse durante la pandemia ni siquiera de forma telemática. Afortunadamente Atención Primaria está haciendo mucha mejor labor en este campo, y fomentando, además, el diálogo social. “

Desde IU, manifiestan que ha sido un grave error de la Consejera de Sanidad el hecho de no renovar los contratos COVID, y que este es el motivo de la falta de personal, cuando Verónica Casado expone continuamente que no encuentra profesionales en CyL. La Consejera ha demostrado no tener ni los mínimos conocimientos de gestión  durante su mandato. Además, existen problemas añadidos, como una mala planificación de las vacaciones del personal en plena nueva ola COVID, la precariedad de los contratos, y la falta de una planificación holística de los servicios de salud. Estos servicios sólo se pueden mantener aumentando las plazas de enfermería y TCAE, y planificando con tiempo el problema que llevamos denunciando años: La inminente jubilación de gran parte del personal.

Para Izquierda Unida de León local, se hace inadmisible que se dé esta situación en estos momentos, cuando además, la mayor parte del aumento de los casos por COVID los está gestionando Atención Primaria, dado el perfil de los contagios, si bien están aumentando las hospitalizaciones. Todos los veranos existe algún problema en el CAULE por el cierre de plantas, cuando, con personal suficiente, se podría utilizar este período para reducir las listas de espera, por ejemplo, y atender adecuadamente a una población que en ningún caso es menor a la población que se atiende en invierno. Las zonas rurales también forman parte del CAULE, y los desplazamientos a los pueblos no son un indicativo de descenso de población, sino que, además, el retorno de las personas que han emigrado durante el período estival, y la afluencia de turistas, supone en realidad, todo lo contrario.

Impactos: 35