Izquierda Unida provincial de León pide a la Junta de Castilla y León que busque soluciones a los problemas surgidos con el aumento de listas de espera, cierres de camas y saturación de la Atención Primaria. Algo que viene sucediendo cada verano.

Según denuncian los propios sindicatos sanitarios, la junta cerrará 45 camas en los hospitales de la provincia, además de la suspensión de miles de consultas externas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas.

Para el coordinador provincial de IU, Javier Arias, esto significa “un hecho especialmente grave en estos momentos, ya que las listas de espera en todos los servicios de salud se han disparado a consecuencia de la pandemia de la covid-19”.

Para Izquierda Unida provincial de León es completamente ilógico éste tipo de medidas. Más si cabe tras la noticia conocida ayer en relación con las listas de espera, en el Complejo Asistencial de León, que cuenta con 7.154 pacientes en listas de espera y una demora de 134 días. En el caso del  Hospital del Bierzo los datos reflejan que el número de personas a la espera de operación es de 1.000 más que en enero de 2021, elevándose a un total de 3.472..

A todo esto hay que sumarle las numerosas quejas que llegan desde las zonas rurales donde, en verano y con mayor población flotante, se agrava aún más la ya precaria situación de los consultorios al no haber personal sanitario suficiente. Algo que es todavía más evidente con las vacaciones del personal, ya que a pesar de que  se gestionan de forma que nunca esté descansando más de un 25% de la plantilla, los problemas son evidentes, dado que el 90% del personal médico y el 80% de enfermería no suelen ser sustituidos nunca.
Desde IU León nos tememos que esta situación acabe llevando al gobierno autonómico a nuevas privatizaciones. Las derivaciones a la privada son un problema que surge cada año, lo que conlleva  en la práctica una peor atención, además de ser más costosa.

Impactos: 29