Los beneficiarios percibirán 0,40 euros por pino adjudicado para explotación resinera con un importe máximo de 3.000 euros por solicitante

La Diputación de León destina 30.000 euros a fomentar y afianzar el empleo en el sector de recolección de resina a través de la línea de ayudas dirigidas a los trabajadores autónomos que desarrollen su actividad en municipios de la provincia de León. Este martes se han publicado las bases reguladoras de la convocatoria de subvenciones en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), por lo que los interesados en optar a las mismas tienen, a partir de mañana miércoles, un plazo de 15 días hábiles para presentar la solicitud.

La institución provincial, a través del área de Transición Ecológica que dirige el diputado Alider Presa, duplicaba ya el pasado año la cuantía destinada a esta línea de ayudas hasta alcanzar los 30.000 euros, importe que se mantiene este ejercicio. Los beneficiarios percibirán 0,40 euros por pino adjudicado para explotación resinera con un importe máximo de 3.000 euros por solicitante.

Las personas que se pueden beneficiar de esta subvención son los trabajadores afiliados a la Seguridad Social como trabajadores autónomos con anterioridad al 1 de mayo de 2021 en los códigos de Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) 0230, ‘Recolección de productos silvestres’; 0210, ‘Silvicultura y otras actividades forestales’, y 0240, ‘Servicios de apoyo a la silvicultura’, que desarrollen su actividad resinera en municipios de la provincia de León, cuyo domicilio fiscal esté asimismo en la provincia leonesa y que se mantengan en alta en el régimen especial de trabajadores autónomos ininterrumpidamente como mínimo ocho meses durante el año 2021.

La convocatoria de ayudas del pasado año alcanzaba a diez beneficiarios, con 53.978 pinos, una decena de localidades implicadas y una inversión total de 19.058,4 euros, una línea de ayudas que sumaba entre los gastos subvencionables las cuotas a la Seguridad Social y los costes de gestoría derivados de la actividad.

Tal y como ha querido recordar Presa, “estas personas, además de su propio autoempleo, generan una media de tres o cuatro puestos de trabajo indirectos durante las épocas de recogida”. Además, ha puesto en valor la presencia de la mujer en el sector apuntando que cuatro de los diez beneficiarios de la anterior convocatoria eran mujeres, “lo que significa que las mujeres también son resineras, y esperamos que cada vez sean más, pues es una de las claves para fijar población en el medio rural”.

Impactos: 42