Tras conocerse en la jornada de ayer que las ayudas superarán los 230 millones de euros para la provincia, Izquierda Unida de la provincia de León estará vigilante para que los proyectos se lleven a cabo. Dichos fondos deberán ser empleados para labores de restauración y rehabilitación ambiental, planes sociales y programas de formación y recualificación de los trabajadores de la zona, creación y mejora de infraestructuras en el territorio e instalación de proyectos empresariales. Además de los 46 millones recibidos por Ciuden para la transformación de su planta de innovación y desarrollo hacia la investigación en materias como el almacenamiento energético o el hidrógeno verde.

Desde Izquierda Unida León esperamos que dichos fondos sirvan para dinamizar la provincia y su medio rural, tan y tan maltratado, y supongan un frenazo a la pérdida de población constante que sufre la provincia.

Para Javier Arias, coordinador provincial, “los fondos a la transición justa según se planteen pueden ser una oportunidad real para dinamizar la provincia y las cuencas mineras. Debemos estar vigilantes, puesto que nos sobran ejemplos de fondos que llegan a la provincia para su dinamización y acaban utilizándose para otras cuestiones”

Por ello, y por la importancia que tienen estos fondos para la provincia y su superveniencia, desde Izquierda Unida León estaremos pendientes de como avanzan los proyectos para los que han sido concebidos estos fundos y así poder evitar errores pasados, como los fondos Miner. Unos fondos que deberían haber servido para reconvertir las cuencas mineras y buscar alternativas al cierre de la minería de carbón y sin embargo fueron utilizados para multitud de fines completamente diferentes.

Impactos: 31