Hubo que sufrir, pero España se metió en semifinales de la Eurocopa tras superar a Suiza en la tanda de penaltis. Mikel Oyarzabal fue el héroe del quinto gol, pero sobre todo Unai Simón que paró dos de los cinco que lanzó Suiza.

Fue un partido duro y tenso por ambas partes, e incluso los helvéticos acabaron con uno menos por su agresividad. Esta vez el control del balón no fue tan claro para los de Luis Enrique, y pese a que dominaron, se toparon una y otra vez con un Sommer que se confirma como uno de los grandes porteros de este torneo. El cancerbero suizo fue uno de los grandes en la tanda definitiva, pero sobre todo el español, que se convirtió en el epicentro de la felicidad española.

Un tempranero gol para España

La fortuna que le faltó a España en otros partidos apareció antes de los 10 minutos de encuentro frente a Suiza. Jordi Alba probó con un fuerte disparo desde fuera del área para medir los reflejos de Sommer, con tan buena suerte para él (y mala para el portero helvético) que el balón fue desviado por Zakaria y se acabó colando.

Así empezó más cómodo España, que por primera vez en esta Euro gozó de la iniciativa en el marcador desde muy temprano. Para poner las cosas mejor aún, Embolo se lesionó en un balón dividido con Pau Torres al fondo del campo, por lo que Petkovic se vio obligado a sacar a Vargas mucho antes de lo que esperaba.

Koke probó de cabeza, Morata con una buena internada… La primera media hora de partido fue una lección de control para los de Luis Enrique que, sin embargo, no estaba cómodo del todo.

Y es que por las bandas tenían mucha facilidad. Por la derecha Shaqiri, especialmente pero no solo él, puso en dificultades al combinado nacional y sacaron varios córner muy peligrosos. El guión no era habitual ni en esto: con ventaja en el marcador, pero no en la posesión.

La segunda parte empezó con cambio en España. Pablo Sarabia acabó con problemas físicos y Dani Olmo salió en su lugar. Nada más pisar el campo, tuvo una oportunidad que se fue alta. Luis Enrique decidió dar la oportunidad a Gerard Moreno para que demostrase que es un ‘9’ puro, y le hizo salir por Morata.

El problema es que el guión no fue distinto hasta que no se llegó a la última media hora. Después de un cabezazo de Zakaria que se paseó al lado del palo ante la mirada fija de Unai Simón, que ni se movió, el portero del Athletic tuvo que lucirse en el 65 para evitar el empate a un disparo de Zuber.

Suiza empata y se queda con uno menos

La presión suiza obtuvo su premio gracias, de nuevo, a una mala comunicación entre los centrales. Tras un balón perdido por Sergio BusquetsPau Torres y Aymeric Laporte no se entendieron para despejar un balón y Xherdan Shaqiri, más listo, lo aprovechó para robarles el balón y rematar sin posibilidad para Unai.

El empate dejó tocados a los españoles y sobrerrevolucionó a los suizos, como demuestra que instantes después se quedasen en inferioridad. Freuler cometió una durísima falta con los tacos por delante sobre Gerard Moreno y el árbitro, Michael Oliver, no lo dudó: roja directa.

El nerviosismo se apoderó de España, que buscaba desesperada no acabar en prórroga, pero fue inevitable. Previendo que iba a necesitar un pulmón para el tiempo extra, Luis Enrique hizo salir a Marcos Llorente por Koke por lo que, por primera vez en esta Eurocopa, el del Atlético empezó a jugar en una posición más natural para él.

Una prórroga no apta para cardiacos

Nada más arrancar la prórroga, primera ocasión clara de España: centro de Jordi Alba que Gerard Moreno remató en carrera, con la espinilla. Se fue desviado por centímetros. Toda una declaración de intenciones para lo que sería este tiempo extra: la ‘Roja’ iba a asediar arriba y los suizos iban a intentarlo a la contra.

Probó Alba desde fuera como el primer gol, después Moreno de nuevo de cabeza, Koke, Marcos Llorente o Dani Olmo de remate fuerte para intentar sorprender… Pero una y otra vez se toparon con Sommer, que se confirmó como uno de los porteros de esta Eurocopa, si es que había alguien que lo dudaba. Y se llegó a los penaltis.

La tanda de penaltis que decidió el pase a semifinales

Sergio Busquets fue el que lanzó el primero para España… al palo. Mal empezaba la cosa para la Roja. Gavranovic tuvo más puntería y engañó a Unai, para que después Dani Olmo diera respuesta. Y eso que Sommer sí le adivinó la intención.

Schar, como ante Francia, fue el segundo en tirar para Suiza… pero lo que Rodri también lo erró: Sommer lo detuvo sin problema. Turno para Akanji… y fallo. Segundo penalti que paraba Unai Simón en la tanda. Gerard Moreno no especuló y lo tiró como aconsejaba Javier Clemente: fuerte y sin dudar. Entró y España se ponía por delante… y encima Vargas mandaba a las nubes el suyo.

La responsabilidad fue de Oyarzabal… y como Cesc en 2008 ante Italia, el de la Real sacó el billete de España para Londres.

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO 

WWW.20MINUTOS.ES

Impactos: 48