Esta iniciativa impulsará la divulgación de la cultura de la seguridad digital entre los ciudadanos y las empresas.

 El primer estudio analiza los hábitos de los españoles en Internet y las medidas de protección que adoptan ante los riesgos más comunes.

 Este estudio dispone además de una versión con información segmentada por géneros.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI) adscrito a Red.es, ambos dependientes de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, han lanzado conjuntamente ‘ObservaCiber’, el primer observatorio público especializado en ciberseguridad con el apoyo de la Secretaría General de Administración Digital.

ObservaCiber aúna la experiencia de dos entidades consolidadas en ciberseguridad y en la realización de productos de conocimiento sobre transformación digital. Esta iniciativa nace para unificar y promover bajo un observatorio común, con una marca unificada, los estudios de ciberseguridad desarrollados por ONTSI e INCIBE.

El primer reto de ‘ObservaCiber’ será abordar el impulso y la divulgación de la importancia de la cultura de la ciberseguridad entre los ciudadanos y las empresas, así como de otros grupos de interés para ambas entidades, a través de varios estudios.

Asimismo, esta iniciativa nace con el espíritu de aunar la experiencia de otras entidades públicas del sector de la ciberseguridad. Así, cuenta con el apoyo y la participación del Centro Criptológico Nacional (CCN), el Departamento de Seguridad Nacional (DSN), la Oficina de Coordinación de Ciberseguridad (OCC) y el Mando Conjunto del Ciberespacio (MCCE).

 Estudio sobre percepción y nivel de confianza en España: ‘Cómo se protege la ciudadanía ante los ciberriesgos’

El primero de los estudios que forman parte de ‘ObservaCiber’ es el ‘Estudio sobre percepción y nivel de confianza en España. Cómo se protege la ciudadanía ante los ciberriesgos’, correspondiente al segundo semestre de 2020. Este estudio dispone además de una versión con información segmentada por géneros.

Este estudio analiza la adopción de medidas de seguridad y evalúa las incidencias de situaciones que pueden constituir riesgos de seguridad, así como el grado de confianza de los hogares españoles en el uso de la tecnología. Cabe destacar que este estudio se ha realizado en base a los datos recogidos en un periodo en que la sociedad española ha experimentado cambios significativos en su rutina y este análisis permite determinar el efecto de estos cambios en los hábitos de seguridad.

Según los datos recogidos a través de las encuestas a usuarios, en cuanto a servicios usados en Internet, aumenta una vez más el uso de la mensajería instantánea y los chats (71,7%); así como servicios de pagos a través de Internet (58,4%), el acceso a los contenidos digitales de pago (43,4%) o los trámites a través de la Administración Pública Electrónica (42,5%).

 Medidas y hábitos de seguridad en Internet

 Destaca que el uso de medidas automatizables por parte de los españoles ha disminuido en el ordenador del hogar, salvo la actualización del sistema operativo y el uso de programas o configuración de bloqueo de pop-up y publicidad.

Además, el 41,5% de los encuestados cree innecesario cifrar documentos o datos. Un dato preocupante teniendo en cuenta que se trata de una medida preventiva para evitar el acceso no autorizado.

De la segmentación por género, se aprecia una mayor tendencia por parte de las mujeres a desconfiar de las medidas de seguridad de las que disponen en el ordenador personal, como en el caso del uso de certificados digitales, donde un 13% declaran no fiarse de ellas, frente al 8,4% declarado por los hombres.

Además, el 65,7% de las mujeres realizan con mayor frecuencia copias de seguridad de sus archivos, fotos o documentos de sus terminales móviles, 2,9 puntos más que los hombres, y utilizan más el pin o patrón de seguridad para desbloquear sus dispositivos.

Hábitos de comportamiento en la navegación y uso de Internet

 En banca online o comercio electrónico mejora la conducta de los usuarios: aumentan muy ligeramente los usuarios que vigilan los movimientos en su cuenta (92,1%) o los que cierran la sesión al terminar (88,2%). También es reseñable que los usuarios de RRSS han mejorado la privacidad de sus cuentas, comprueban más la veracidad de lo que se descargan y analizan los archivos.

Si hablamos de problemas de seguridad, los correos electrónicos no deseados siguen encabezando el listado.

A la hora de analizar el comportamiento en las redes sociales, segmentado por género, las mujeres denotan un perfil más prudente que los hombres al publicar información propia. Un 46% tienen configurado su perfil en estas aplicaciones para que sólo pueda ser vista por sus amigos o contactos, mientras que este porcentaje se sitúa en el 39,8% en el caso de los hombres.

 Fraude online

En fraude online se ha incrementado la extorsión con información personal, pasando en seis meses del 7,1% al 8,8%. Además, 8 de cada 10 usuarios dice no haber sufrido impacto económico tras un fraude y se han disparado hasta un 74,6% los usuarios que han tenido pérdidas de hasta 100€ por fraude telefónico. Y en este periodo analizado, han aumentado los usuarios que usan contraseña (37,5%) al conectarse a redes wifi públicas.

Cabe destacar que ellos sufren más situaciones de fraude que ellas, especialmente en solicitud de claves de usuario y páginas de venta online falsas. Tras una incidencia de seguridad, las mujeres, en mayor medida, comienzan a realizar copias de seguridad (17,3% frente a un 14,6%) o instalan por primera vez una herramienta de seguridad (9,6%, 2,2 puntos más que ellos), mientras que los hombres prefieren dejar de utilizar software no autorizado (12,8% frente a 9,8%).

Opinión de los usuarios

Analizando la opinión que tienen los encuestados sobre sus hábitos y nivel de confianza, 6 de cada 10 usuarios confían más en realizar los trámites bancarios en la oficina física y la conducta que inspira menos confianza es proporcionar información personal en emails o mensajería instantánea.

Continúa aumentando ligeramente la percepción de que Internet es cada día más seguro,pero también que hay que reducir los riesgos, el 41,8% de los usuarios siguen creyendo que la seguridad es una barrera en el uso de Internet.

Las mujeres consideran en mayor medida que la falta de conocimiento referente a la seguridad de las nuevas tecnologías limita su uso (51,2% frente a un 44,2%), pero ellos están más dispuestos a asumir riesgos para disfrutar de Internet (49,5% frente a un 46,1%).

A la hora de realizar pagos online utilizando tarjeta de crédito o débito, el 52,2% de los hombres asegura tener mucha o bastante confianza, frente al 41% de las mujeres.

Resultados obtenidos a través de la herramienta Pinkerton

Además de las encuestas, la otra fuente de información para elaborar el estudio es la herramienta Pinkerton de la que se extrae que aumentan los ordenadores del hogar que tienen el sistema operativo actualizado (47,9%).

Sobre el uso de Android, durante el segundo semestre de 2020, se incrementa 10 puntos porcentuales la instalación de programas antivirus en los dispositivos con este sistema operativo situándose en el 65,2% de los casos y se incrementan también los malos hábitos en el uso de fuentes desconocidas para la descarga de archivos (82,7%).

Desciende asimismo el número de equipos infectados del hogar, que se reduce al 59,2% pero continúa siendo más de la mitad y bajan los porcentajes de casos detectados de malware en los ordenadores de los hogares, aumentando la peligrosidad alta del malware detectado.

Impactos: 31