La institución provincial ponía en marcha esta línea de ayudas el pasado año para garantizar que los ayuntamientos y juntas vecinales pudieran abrir sus zonas de baño cumpliendo con las exigencias sanitarias derivadas del COVID

La Diputación ha consignado un presupuesto de 600.000 euros que prevé que permita contratar a alrededor de 150 trabajadores

La Diputación de León, a través del área de Cooperación y SAM que dirige el vicepresidente y diputado Matías Llorente, prevé convocar, un año más, un plan especial destinado a financiar la contratación del personal adicional necesario en las piscinas municipales y playas fluviales de la provincia para cumplir las exigencias marcadas por la crisis sanitaria del coronavirus. Esta semana se aprobaban en comisión las bases reguladoras, que habrán de ratificarse en el próximo pleno para su posterior publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Con un presupuesto de 600.000 euros, esta línea de ayudas que surgía en el contexto de la pandemia tiene por objeto financiar los costes derivados de la contratación temporal de trabajadores desempleados e inscritos como demandantes de empleo no ocupados en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León por parte de los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes o juntas vecinales titulares de piscinas y playas fluviales autorizadas para el baño y abiertas al público este verano. Así, la previsión contempla conceder a cada uno de los solicitantes que cumpla con los requisitos exigidos una asignación fija de 4.000 euros por cada piscina municipal o por cada playa fluvial, con una estimación de creación de empleo de en torno a 150 personas.

De este modo se pretende anular el impacto económico que para los municipios de la provincia puede suponer contratar personal adicional para cumplir, en estas instalaciones, las medidas sanitarias exigidas, que establecen, entre otros protocolos, que se deberán realizar labores de limpieza y desinfección de las zonas de estancia y de tránsito de los bañistas al menos dos veces al día, haciendo especial hincapié en las zonas más frecuentadas como vestuarios, aseos, taquillas, duchas y lavabos. Además, esperan promover que los ayuntamientos y juntas vecinales puedan seguir prestando este servicio, que para muchos pequeños pueblos de la provincia constituyen la única instalación de ocio para el verano.

Una vez publicadas las bases de la convocatoria en el BOP, ayuntamientos y juntas vecinales dispondrán de 10 días hábiles, a contar desde el posterior a la publicación, para solicitar esta subvención que cubrirá los gastos de contratación producidos entre el 1 de junio y el 15 de septiembre.

Impactos: 37