La Consejería de Cultura y Turismo ha mantenido una reunión con las ocho Rutas del Vino de Castilla y León con el objetivo de avanzar en un plan de acción conjunto con acciones de promoción y comercialización del producto turístico. Castilla y León lidera la oferta de enoturismo a nivel nacional, con el mayor número de Rutas del Vino certificadas por ACEVIN.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, acompañado de la directora general de Turismo, Estrella Torrecilla, se han reunido hoy con representantes de las ocho Rutas del Vino de Castilla y León, para acordar una línea de trabajo conjunta que tenga como objetivo avanzar en un plan de acción de promoción y comercialización del enoturismo, como uno de los principales productos turísticos en la Comunidad.

Ortega ha informado a las ocho Rutas del Vino de la estrategia que mantiene activa la Consejería en materia de promoción del enoturismo “que va a estar muy presente en la próxima campaña de promoción turística de verano, donde el producto vitivinícola va a tener un importante protagonismo”. Además, se ha recordado que el producto de Rutas del Vino forma parte de la promoción de la Comunidad en las distintas jornadas comerciales, mercados de contratación y ferias turísticas, tanto nacionales como internacionales, en las que participa la Consejería atendiendo a los mercados turísticos y en base a la demanda de productos turísticos especializados, como la reciente participación en las ferias FITUR en Madrid y FINE en Valladolid. Una estrategia que impulsa las distintas acciones de promoción y comercialización de acuerdo con las propuestas de los profesionales del sector, mediante un diálogo constante y coordinación, de forma que son los empresarios del sector los que proponen el tipo de acciones que necesitan e incluso dónde quieren realizarlas, para desde la administración regional poder llevarlas a cabo en estrecha colaboración y atendiendo a sus demandas.

El consejero también ha recordado el fuerte impulso que se ha dado a las Rutas del Vino con un importante apoyo a nivel económico, a través de la línea de subvenciones, con un importe que se ha duplicado, pasando de los 120.000 euros de 2019 a los 230.000 euros actuales y que se va mantener en los próximos años.

La línea de trabajo diseñada entre la Consejería y las Rutas del Vino, establece un encuentro anual entre las diferentes partes, visitando y dando visibilidad a los territorios de las diferentes rutas, con el objetivo de acordar las acciones y la estrategia para llevar a cabo durante el año siguiente, estableciendo un trabajo coordinado entre los técnicos de las Rutas del Vino y los técnicos en turismo de la Consejería y de la Fundación Siglo. Como acciones promocionales a corto plazo, por parte de las Rutas del Vino se ha solicitado la realización de un vídeo promocional para su difusión online, que impulse el valor de cada una de las ocho Rutas del Vino en Castilla y León.

Enoturismo como sector estratégico

El enoturismo es un sector estratégico líder en Castilla y León,  al ser la Comunidad con mayor número de Rutas del Vino certificadas de España, un total de ocho rutas: Ruta del Vino Arlanza, Ruta del Vino Arribes, Ruta del Vino Bierzo, Ruta del Vino Cigales, Ruta del Vino Ribera del Duero, Ruta del Vino Rueda, Ruta del Vino Sierra de Francia y Ruta del Vino Toro.

Según los últimos datos publicados por ACEVIN y que hacen referencia al año 2019, las ocho Rutas del Vino de Castilla y León recibieron más de medio millón de visitantes en 2019, concretamente 549.348 visitantes entre bodegas y museos, lo que supuso un incremento del 10,42 % con respecto a los datos del año anterior, situando a Castilla y León como la segunda Comunidad con mayor número de visitantes de todo el país.

Los datos del informe de la Asociación Española de Ciudades del Vino ACEVÍN-Club de Producto Rutas del Vino de España reflejan un incremento del 3,9 % de visitantes al total de las 32 Rutas del Vino, con 3.076.334 visitantes en total, superando los 85,5 millones de euros de impacto económico directo. El informe señala, además, que el gasto total medio por estancia del enoturista es de 390,54€, con una estancia media de 2,41 días y un gasto diario de 162,05€. Datos de los que se desprende que las Rutas del Vino de Castilla y León generan un impacto económico de 15.280.397,97 € en la región.

En estos momentos, las ocho Rutas del Vino están constituidas por 320 municipios y 591 empresas ubicados en las 9 provincias de Castilla y León y representan a todos los sectores necesarios para el desarrollo de actividad turística: alojamientos, restauración, empresas de turismo activo, museos, bodegas, etc.

Impactos: 35