Los leonesistas reclaman explicaciones sobre el futuro de los menores, los trabajadores y el cambio de criterio en la suscripción de acuerdos y convenios

 

El procurador leonesista en las Cortes de Castilla y León, Luis Mariano Santos, ha presentado una batería de preguntas preparadas tras reunirse con el Comité de Empresa del Centro “El Alba” para que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades clarifique el proceso de cierre de mencionado centro, ordenado para el próximo 1 de julio, y explique el Convenio-Acuerdo Colaborador con la Hermandad Hijas de Paul de León.

Desde UPL se enfoca con preocupación la afrenta de la Junta de Castilla y León con los servicios públicos de la Región Leonesa, y especialmente con los servicios relacionados con la atención y el cuidado a menores, algo que los leonesistas no están dispuestos a tolerar, “con nuestros menores no se juega”, afirma Santos.

A día de hoy existen varias lagunas sobre qué se hará con los menores de 0 a 3 años a partir del 1 de julio, así como el destino de los trabajadores interinos que quedan fuera de la reubicación laboral planteada por la Junta, por lo que exigen claridad en el proceso de concesión del servicio de protección a la infancia a la Hermandad Hijas de Paul.

No solo está en riesgo la supervivencia del Centro de Menores “El Alba”, sino también de la Residencia Juvenil Suero de Quiñones, de la capital leonesa, ya que la falta de amortización de puestos de trabajo, no cubriendo las bajas, ni las plazas vacantes, resultado de la jubilación de trabajadores, lo que hace pensar que las pretensiones de la consejería pasan por privatizar el servicio de acogida de menores en la provincia de León.

Por todo ello el leonesista reclama a través de las preguntas presentadas explicaciones sobre el cambio de criterio en el cierre del centro así como los criterios seguidos para la suscripción de acuerdos, las condiciones laborales de los trabajadores y qué es lo que va a suceder con los menores

Impactos: 29