La Policía Local del Ayuntamiento de León tramitó ayer, domingo, una denuncia por conducta inapropiada y anómala al conductor de un vehículo. Los hechos se produjeron cuando una coche circulaba de forma anómala y acercándose, reiteradamente, de forma peligrosa a un vehículo policial por calle Carreras dirección hacia la Plaza del Espolón a las 19.55 horas. Además, el conductor llevaba la música a gran volumen e increpó a dos sacerdotes. Los agentes identificaron a los ocupantes, algunos de ellos menores.

Otra actuación

Por otra parte, los agentes denunciaron a una persona por carecer de seguro obligatorio del vehículo, por tener caducada la ITV y por conducir con tasa de alcohol superior a la permitida. La actuación se produjo a las 4.45 horas en la calle Fraga Iribarne con la avenida de Portugal. La prueba de alcohol tiene un resultado de 0,39 mg en la primera y 0,38 mg en la segunda.

Impactos: 28