• La procuradora María Rodríguez recuerda la importancia y la trascendencia para el medio rural de la ley de Gestión Sostenible de Recursos Cinegéticos y pide a PP y Cs que recapaciten para alcanzar una norma que haga compatible y sostenible la caza en Castilla y León.

La procuradora María Rodríguez ha repasado las enmiendas presentadas por el grupo Parlamentario Socialista a la Ley de Gestión Sostenible de Recursos Cinegéticos de Castilla y León, 30 en total, y ha solicitado consenso y diálogo al resto de partidos a la hora de aprobar una norma de gran importancia y trascendencia para el medio rural.

Rodríguez ha declarado que se trata de “una ley que adolece de carencias fundamentales” para conseguir la regulación de la caza, una actividad que regularizada de forma ordenada y sostenible eslegítima, “un recurso endógeno de las zonas rurales, pero que debe perseguir también la convivencia y la defensa del bien común por encima de todo”.

La política leonesa ha argumentado el trabajo desarrollado por su grupo en la elaboración de las enmiendas, tras reuniones con titulares de cotos de caza de las zonas rurales, encuentros con la federación de caza de CyL y con organizaciones ecologistas y conservacionistas, pero que el Gobierno autonómico ha rechazado.

“Esta ley debería ser una oportunidad para favorecer el conocimiento de la caza, no solo por los que la practican, sino por el resto de la sociedad, porque el futuro pasa por la convivencia con otros usos legítimos del territorio”.

Rodríguez ha analizado todos los puntos presentados por el PSOE, que tratan de hacer compatible y sostenible la caza y sus buenas prácticas, además de dotar de una mayor seguridad jurídica esta ley.

“Algo que no parece coherente es que la propia ley desarrolle en muchos puntos la importancia de la actividad cinegética para el medio rural y no aprueben la enmienda de que los ayuntamientos sean reconocidos como entidades colaboradoras de la Consejería. Introducir a los consistorios en la gestión de los planes cinegéticos ayudaría mucho a garantizar una correcta explotación de nuestros recursos cinegéticos”, ha sentenciado.

La parlamentaria socialista también ha defendido una obligada y necesaria protección medioambiental y de la biodiversidad, patrimonio y seña de identidad de nuestra tierra.

Entre otras cuestiones, Rodríguez ha planteado la protección de determinadas especies en situación de vulnerabilidad, así como la prohibición de la caza de aves anilladas, haciendo constar en la ley qué puede ocurrir y cómo actuar en ese caso. También ha propuesto que, en términos generales, no se puedan acumular más de 3 días consecutivos de caza y un repaso al régimen sancionador, en concreto a la gravedad y consecuencias de los delitos medioambientales.

Impactos: 25