Desde Izquierda Unida provincial de León, queremos denunciar la problemática que sufren las mujeres en la provincia para realizar la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en el sistema público de salud.

Actualmente un único hospital en toda Castilla y León lleva a cabo este procedimiento. Derivar el servicio a clínicas privadas con el argumento de la objeción de conciencia, es el procedimiento habitual también en toda la provincia.

La objeción de conciencia en las instituciones públicas es ilegal; debería existir una ley para evitar que los jefes de servicio y personal sanitario rechacen atender a las mujeres en el sistema público.

Según los últimos registros que se tienen del Ministerio de Sanidad en el año 2019, en la provincia de León se han registrado un total de 562 interrupciones voluntarias, de las cuales:

  • 519 han sido a petición propia de la mujer
  • 22 han sido por gravedad o riesgo hacia la mujer
  • 20 por riesgos graves de anomalía en el feto

La mayoría de las mujeres se encontraban en el rango de 30 y 40 años.

En cuanto a las menores de edad, la consejería de la Junta de Castilla y León es muy opaca y poco transparente, los únicos datos proporcionados son que 60 mujeres tenían entre 15 y 19 años.

La Junta de Castilla y León vulnera claramente los derechos de las mujeres que quieren abortar al no facilitar este procedimiento en los hospitales públicos, la Ley orgánica 2/2010 de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo estipula que la IVE es una prestación del sistema básico de salud y está incluida en la cartera de servicios de las instituciones sanitarias.

El aborto es un derecho inherente que las mujeres tienes sobre su vida, pero como estamos viendo, sigue estando muy estigmatizado y no esta normalizado como derecho en el sistema de salud. De esta forma es imprescindible garantizar que este servicio se lleve en los hospitales públicos y no sea externalizado, a la vez que los sanitarios públicos deben tener recursos y estar bien formados para garantizar que la IVE sea un servicio sanitario más y eliminar todos los prejuicios y estigmas que existen sobre este derecho básico.

Con todo esto, apoyamos la manifestación sobre el aborto digno, seguro y gratuito que se va a producir el próximo 14 de junio a las 19:30 en la Plaza de Botines en la ciudad de León. En Ponferrada tendrá lugar el mismo día 14 a las 19:30 horas delante de la Casa de la Cultura.

Impactos: 25