La campaña preventiva de incendios ante la llegada de la época estival se ha reforzado con la emisión de un bando en el que se recuerda la obligatoriedad de los propietarios de este tipo de terrenos ubicados en el término municipal a mantenerlos “en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y habitabilidad”, según la Ley del Suelo de Castilla y León.

La Concejalía de Coordinación de Servicios Generales y Medio Ambiente del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha actuado en los solares de titularidad municipal para llevar a cabo trabajos desbroce que eviten el riesgo de incendios en periodo estival y contribuyan a garantizar la seguridad en el casco urbano.

Los operarios del servicio de jardines están concluyendo estas labores tras adecuar unos 3.000m2 de terreno en distintos puntos del municipio, como los barrios de Pinilla y La Sal o las localidades de Trobajo del Camino y Ferral del Bernesga.

De forma paralela, y como se viene realizando cada año, el Ayuntamiento ha comenzado el envío de más de 300 cartas a los propietarios de fincas urbanas ubicadas en el término municipal para requerirles que procedan a su limpieza, como medida preventiva el aumento de las temperaturas.

La campaña se ha reforzado también con la emisión de un bando en el que se apela a la necesidad de cumplir con la obligatoriedad que tienen todos los propietarios de esos terrenos de mantenerlos “en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y habitabilidad”,  según la Ley de Medidas de Urbanismo y del Suelo de Castilla y León,

Del mismo modo, se recuerda que el Plan General de Ordenación Urbana establece que todos los solares y fincas de suelo urbano “deben de estar cerrados, como medida de seguridad”.

 

Impactos: 35