• Madrid rechaza el acuerdo y dice que seguirá con sus medidas.
  • Darias advierte de que lo aprobado es de obligado cumplimiento.
  • También se oponen Galicia, Andalucía, Murcia y Cataluña; País Vasco y Castilla y León se abstienen.

El Ministerio de Sanidad ha sacado adelante este miércoles su propuesta para limitar a las zonas de menor incidencia del coronavirus la reapertura del ocio nocturno, que podrá abrir hasta las tres, y para generalizar en todo el país que el cierre de la hostelería y restauración sea a la una, aunque se dejará de servir a las doce de la noche. Así lo ha aprobado el Consejo Interterritorial de Sanidad, donde lejos de lograr la unanimidad, la propuesta de Carolina Darias se ha encontrado con el voto en contra de Madrid, Galicia, Andalucía, Murcia y Cataluña y la abstención del País Vasco y Castilla y León.

A pesar de ello, Darias ha impuesto con el apoyo de las comunidades socialistas una nueva Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC) que contiene medidas de obligado cumplimiento, al estilo de las que se impusieron para Navidad o Semana Santa.

En virtud de este documento, que entrará en vigor cuando se publique en el BOE, el ocio nocturno reabrirá en zonas con una incidencia menor a 150 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que quedarían fuera, con los datos actuales, Madrid, Andalucía, País Vasco y La Rioja. También Aragón, por poco, porque este miércoles tenía una IA de 156.

De acuerdo a lo que se ha aprobado este miércoles, en estas comunidades tampoco podría haber servicio en zonas interiores de hostelería, aunque Darias no ha querido responder si comunidades como la de Madrid, que tiene los interiores abiertos, deberían cerrarlos.

De hecho, la Comunidad de Madrid ha advertido de que, al margen de lo  acordado este miércoles, “seguirá aplicando las medidas contempladas en la normativa autonómica regional”, un desafío al que Darias ha respondido recordando que “las DAC son de obligado cumplimiento”. Así, ha confiado en que todas lo cumplan, como pasó por ejemplo con las medidas de Semana Santa.

Bares y discotecas hasta las 3

En cuanto a las actividades de ocio nocturno, que permanecen cerradas en todo el país desde el verano pasado, podrán abrir hasta las tres –y no hasta las dos, como estaba inicialmente previsto– en los territorios con una incidencia acumulada inferior a 50 puntos, y hasta las dos en aquellos que tengan hasta 150 casos por cada 100.000 habitantes pero presenten una evolución positiva. Darias no ha detallado expresamente qué autonomías entrarían en este segundo grupo, aunque previsiblemente se tendrán en cuenta factores como la ocupación de camas, UCI o la positividad de las pruebas.

En todo caso, el aforo de los locales se limitará al 50% y las terrazas podrán ocuparse en su totalidad, siempre que haya 1,5 metros de distancias entre las mesas. Solo se podrá comer o beber en las mesas, que podrán ocupar un máximo de seis personas en espacios interiores y de 10 en el exterior.

Restaurantes hasta la 01.00

Por lo que respecta a la hostelería y restauración, se establece una hora de cierre de la una de la madrugada, aunque se dejará de servir a medianoche a nuevos clientes.

En lugares con una IA de hasta 50 puntos, el aforo permitido será del 50% o del 60% si hay buena ventilación y calidad del aire. Al aire libre se podrán ocupar todas las mesas, con una distancia entre ella de 1,5 metros. Como en los locales anteriores, podrán sentarse en una mesa hasta seis personas dentro y hasta 10 fuera.

En territorios con una IA superior, los aforos son los que se marcan en la última versión del ‘semáforo’ que prevé aprobar Sanidad: un tercio del aforo donde la IA sea de 50 a 150, con máximo seis personas por mesa, distancia de dos metros entre ellas y prohibición de consumir en barra y de poner música “a alto volumen”.

Prohibido fumar a menos de dos metros

Por lo que respecta al consumo de tabaco y productos relacionados, no se permitirá fumar en vía pública o espacios al aire libre cuando no exista una distancia de “al menos dos metros”.

Tampoco se permitirá fumar -cigarrillos y cualquier otro dispositivo como pipas de agua, cachimbas o asimilados- en las zonas destinadas al público de los eventos multitudinarios al aire libre.

Madrid se opone

Darias ha indicado que el plan de ocio nocturno y hostelería se ha aprobado “por mayoría”, pero en el Consejo Interterritorial ha habido seis posiciones en contra. En entre ellas, la de la Comunidad de Madrid, que ya esta mañana había anunciado su voto negativo .

“Estamos en absoluto en desacuerdo, no entendemos por qué el Ministerio después de tantos meses de falta de liderazgo solo aparece cuando la situación epidemiológica y asistencial empieza a ir bien”, había declarado horas antes de la reunión el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero.

El consejero andaluz, Jesús Aguirre, también ha dejado clara su oposición al plan de ocio nocturno de Sanidad y ha reclamado que no sea de obligado cumplimiento. “Las competencias en materia de Salud Pública son de las comunidades y, por tanto, entendemos que dichas propuestas deben quedar en recomendaciones ya que no aportan nada nuevo a las que ya están vigentes en Andalucía”, ha indicado.

Por su parte, el consejero de Murcia, Juan José Pedreño, también ha votado en contra de medidas que, como esgrime Madrid, en algunos aspectos suponen dar un paso atrás, con más restricciones en las medidas que el gobierno de la Región cree que han funcionado tras el fin del estado de alarma.

Además de las comunidades que directamente se han opuesto, la propuesta del Ministerio había sido acogida con distintas actitudes por gobiernos autonómicos socialistas, como Comunidad Valenciana o Baleares que han pedido “prudencia” e “ir poco a poco”.

Aunque ha votado a favor, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, había recordado al principio de la jornada que la apertura del ocio nocturno es una reclamación empresarial y social pero ha pedido “plantearla con condiciones”, como el uso de mascarillas o salvando distancia de seguridad.

AstraZeneca o Pfizer

Por otra parte, Madrid se ha sumado a Andalucía en otro motivo por el que votar en contra de la DAC, que además de ocio nocturno y hostelería incluye un posicionamiento común del Gobierno y de las comunidades relativo a la estrategia de vacunación.

Después de la prolongada polémica sobre la segunda dosis de los menores de 60 años ya vacunados con AstraZeneca, en la que algunas comunidades -particularmente las del PP- han defendido inyectar la misma marca, frente al criterio acordado de administrar Pfizer, el acuerdo de este miércoles indica que “las comunidades implementarán la campaña de vacunación siguiendo la estrategia aprobada por la Comisión de Salud Pública y el Consejo Interterritorial de Salud”. Esta pauta establece que los menores de 60 años con una primera dosis de AstraZeneca recibirán la segunda de Pfizer y solo excepcionalmente de AstraZeneca, pero no de manera prioritaria o en pie de igualdad.

Un día más y a pesar de lo que muestra la evidencia, que la mayoría de los ciudadanos en esa tesitura elige AstraZeneca como segunda dosis en lugar de Pfizer, Darias se ha mantenido en su posición.

“Quienes tenemos responsabilidades públicas y sanitarias tratamos de dar respuesta ante posibles demandas y cuestiones que se planteen. El tema de la segunda dosis ha preocupado y ocupado gran parte del tiempo y la respuesta que hemos dado ha sido ajustada, acertada y razonada”,  ha dicho la ministra, que ha celebrado que Canadá acaba de decidir que la segunda pauta será de Pfizer teniendo en cuenta el ensayo clínico del Instituto de Salud Carlos III que la avaló en España.

CLARA PINAR

www.20minutos.es

Impactos: 33