• Juan Martínez Majo ha comparecido esta mañana en la Comisión de Presidencia de las Cortes de Castilla y León para hacer un balance de las actuaciones llevadas a cabo en León por la Delegación Territorial durante el año 2020 y durante la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.
  • Sus primeras palabras han sido en recuerdo a los fallecidos por coronavirus y de reconocimiento a los profesionales que día a día han minimizado los daños por esta actual crisis sanitaria, social y económica.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en León, Juan Martínez Majo, ha comparecido esta mañana en la Comisión de la Presidencia de las Cortes de Castilla y León para hacer balance de las actuaciones de la Delegación Territorial durante el año 2020. Ha dedicado una parte de su intervención a la gestión de la pandemia producida por la COVID-19, realizando un recorrido por las acciones más importantes llevadas a cabo en la provincia desde la declaración del Estado de Alarma.

Martínez Majo ha destacado el esfuerzo de la administración autonómica durante la crisis ocasionada por el SARS-CoV-2, resaltando el reparto constante de material de protección individual (distribuidas mascarillas, gel hidroalcohólico, batas, calzas, buzos y pares de guantes al personal propio pero también a ayuntamientos, a la Diputación Provincial, a las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, bomberos y policías locales).

La Delegación también ha realizado el triaje de las actas-denuncia iniciadas por los propios servicios de la Delegación o recibidas desde la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local para la posterior tramitación de los expedientes sancionadores por el incumplimiento de las normas de control y prevención para evitar la propagación de la COVID-19. Hoy son más de 9.000 las denuncias registradas. De ellas, 3.500 se han remitido a los ayuntamientos. Y de las 5.800 restantes que son de competencia de la Junta de Castilla y León se ha iniciado el expediente sancionador de más de 3.500 denuncias (el 63%).

En cuanto a la detección del COVID-19, Martínez Majo ha señalado la realización de pruebas PCR (más de 450.000) en un gran esfuerzo de Atención Primaria, que continúa en la actualidad con la campaña de vacunación, y ha destacado el trabajo en la UCI como la parte más dura de la actividad hospitalaria.

En este este sentido, el delegado ha tenido unas palabras de recuerdo para todas aquellas personas que han perdido la vida –en concreto ha mencionado al médico coordinador del Centro de Salud Eras de Renueva, Antonio Gutiérrez; y a la enfermera de Urgencias del Hospital del Bierzo, Belén Mato- o se han visto perjudicadas por esta pandemia y de reconocimiento a colectivos sanitarios y no sanitarios y miles de ciudadanos que desde distintos ámbitos han trabajado y trabajan cada día para minimizar los daños de la actual crisis sanitaria, social y económica que se vive.

“Desde la Delegación Territorial en León reconocemos a los servicios sanitarios por estar en primera línea, a los educativos por su compromiso e implicación para cerrar el pasado curso y  desarrollar el actual con garantías, a las fuerzas de seguridad, a Protección Civil, a los servicios esenciales de la industria, distribución y comercio, al sector del campo. En definitiva, reconocimiento a nuestra sociedad que, salvo lamentables excepciones, ha estado y está a la altura, que ha aguantado las restricciones y que ha demostrado una gran entereza para superar la complicada situación en la que aún nos encontramos”, ha señalado.

La buena y permanente coordinación entre administraciones ha sido clave durante este tiempo y muestra de ello son las decenas de reuniones del CECOPI (Centro de Coordinación Operativo Integrado) celebradas presencial y telemáticamente en León, y gracias a las cuales se proporcionaba información diaria y detallada por parte de los responsables de Sacyl, Servicios Sociales y Salud Pública a todas las instituciones involucradas.

A pesar de que la situación ha mejorado, Martínez Majo ha vuelto a hacer un llamamiento a la cautela. “Tenemos cerca el virus todavía, no tiremos por la borda el excepcional trabajo y sacrificio de los profesionales de la Sanidad y el ejemplar comportamiento de la mayoría de los ciudadanos. Es momento de insistir ante la sociedad en los mensajes de precaución, porque el virus continúa ahí. Salvémonos cada uno de nosotros para salvarnos entre todos”, ha concluido.

MEMORIA DEL AÑO 2020

Durante su intervención en la comparecencia en la Comisión de Presidencia de las Cortes de Castilla y León, el delegado ha hablado de las acciones que se llevaron a cabo durante el pasado año en materia de hacienda, industria, fomento, medio ambiente, sanidad, servicios sociales, educación, agricultura y ganadería y cultura. Una serie de actuaciones que ponen en evidencia el compromiso de la Junta de Castilla y León con el desarrollo de la provincia de León.

“Mi reconocimiento a los empleados de la Junta en León, que cada uno en su destino desempeñan sus funciones en beneficio de los ciudadanos. La actividad de la Delegación Territorial de la Junta en León durante el año 2020, alterada por la pandemia, está definida por el desarrollo de unas competencias que la administración autonómica posee como propias a nivel periférico. Y en el desarrollo de estas líneas de actuación adquiere una especial importancia la vocación administrativa de la Delegación de garantizar que las políticas diseñadas por la Junta lleguen a la población de una provincia tan extensa y variada como la nuestra. Una provincia con una complicada orografía, una gran dispersión geográfica, 211 municipios y 1.234 Juntas Vecinales (el mayor número en territorio nacional). Y, como bien saben, León posee la única Comarca reconocida por la Comunidad Autónoma, el Bierzo, con quien se cerró un nuevo convenio de colaboración que estoy seguro redundará en la mejora de la prestación de servicios en beneficio de los bercianos”, ha puesto de manifiesto.

Del 2020 Martínez Majo ha destacado, entre otros, el incremento de la inversión en carreteras hasta los 7 millones de euros (Astorga-Molinaseca, Páramo de Sil-Villablino, Fresnedo-Fabero, Ribaseca-Santa María del Páramo, Nogarejas-Límite con la Provincia de Zamora, demolición del paso de acceso a Posadina y la obra de emergencia del muro de contención en la LE-497); el descenso de incendios forestales registrados (pasando de 445 en 2019 a 230 durante el 2020); el liderazgo mantenido por la provincia en cuanto a jóvenes incorporados a la actividad agraria (205 jóvenes);  y la inversión de 329.869 euros en 12 actuaciones en monumentos BIC.

Impactos: 23