Por tercer mes consecutivo desciende el paro en la provincia de León en 1.144 personas, una caida del 3,46%, lo que deja la cifra de desempleados en 31.878 personas, 1.909 parados menos que hace un año.

Mayo ha sido un mes favorable para el empleo, se han incrementado las contrataciones y se han reactivado todos los sectores productivos, especialmente servicios que acapara el grueso de este descenso, con 821 trabajadores menos en las listas del paro.

Aún así, León es la provincia con peores datos de la comunidad en la comparativa intermensual e interanual, ya que la caída media del paro en Castilla y León fue del 4,91% en mayo y del 5,79% respecto al año anterior, cuando la provincia de León se quedó en el 5,65% de bajada interanual.

En cuanto a las afiliaciones a la Seguridad Social, León registró una subida del 0,56% en mayo hasta los 157.630 cotizantes a la Seguridad Social.

Y en lo que respecta a la evolución de los ERTE, observamos que ha bajado ligeramente el número de personas acogidas a este sistema de protección del empleo, con 3.411 trabajadores afectados en la provincia de León.

Desde el CEL creemos que el fin del estado de alarma, el avance en la vacunación, la progresiva desescalada conllevarán un aumento de la actividad y del consumo que a su vez favorecerá la creación de puestos de trabajo. A pesar de ello, todavía queda mucho camino por recorrer porque no se han recuperado los niveles precovid y el horizonte para muchas empresas y trabajadores sigue siendo de incertidumbre.

Ante la llegada de los Fondos Nueva Generación de la UE, confiamos en que buena parte de ellos se destinen a la transformación del sistema productivo de nuestra provincia y pedimos a las administraciones que trabajen coordinadamente, sin solaparse y en conjunto con la iniciativa privada para sacar adelante proyectos que generen riqueza sostenible y empleo estable.

Impactos: 23