Los usuarios leoneses de RENFE vieron cómo durante el estado de alarma, y con la justificación del mismo, se suprimían los enlaces habituales entre la capital leonesa con Palencia, Valladolid y Madrid, resultando que, una vez finalizado el estado de alarma, se ha podido constatar que la ocupación de las conexiones actualmente existentes es muy alta, pero no se han recuperado todas las frecuencias anteriores al estado de alarma.

Numerosos usuarios se han quejado al servicio de atención al cliente de RENFE que se ha limitado a contestar en algún caso textualmente que “la configuración de nuestros productos y servicios se realiza en base a estudios tales como tipo de demanda, grado de aceptación, costes, etc., siempre con el objetivo de dar satisfacción a las necesidades de nuestros clientes.”.

En esta respuesta lo que subyace es que prima la rentabilidad económica frente al servicio público, por lo que desde UPL manifestamos nuestro total y absoluto rechazo a este criterio economicista impropio de una empresa pública que debe de prestar un servicio público esencial, resultando curioso que cuando desde las administraciones públicas estatales, y más concretamente desde el Ministerio de la Transición Ecológica, e incluso el Gobierno Francés, abogan por el transporte público ferroviario en detrimento del transporte aéreo más contaminante, desde RENFE se mantienen criterios estrictamente economicistas con desprecio de todos los leoneses que a diario tienen que coger el tren para acudir a trabajar en este medio de transporte.

Desde UPL exigimos tanto a la Diputación Provincial como a la Junta de c. y León que realicen las gestiones oportunas ante RENFE para que se recuperen la totalidad de las frecuencias, así como los precios de los trenes que a diario conectan la ciudad leonesa con Madrid.

Eduardo Lopez Sendino

Vicesecretario de UPL

Impactos: 35