Desde la Oficina de Evaluación y Calidad se pide a los estudiantes que respondan al cuestionario, y que valoren el trabajo que realizan sus profesores.

La Oficina de Evaluación y Calidad de la Universidad de León (ULE) ha puesta en marcha una vez más el proceso de evaluación de la enseñanza y la labor docente de los profesores de la institución académica, a través de una encuesta dirigida a los alumnos que se puede responder hasta el próximo 24 de junio en el siguiente enlace https://www7.unileon.es/ead/.

Se trata de una evaluación que responde al compromiso de la institución académica por mejorar la calidad de las enseñanzas que se imparten. Tal y como se recoge en los artículos 190 y 191 del Estatuto de la ULE, los estudiantes tienen el ‘deber’ de cooperar con el resto de la comunidad universitaria en la consecución de los fines de la Universidad, deber que se concreta, entre otras cosas, en el ‘derecho’ a participar en la evaluación de la enseñanza y la labor docente de sus profesores.

Desde la Oficina de Evaluación y Calidad se insiste en transmitir al alumnado “la importancia de realizar esta encuesta y el interés que las respuestas tienen para la mejora de la calidad de la docencia en la ULE”, y por ello se anima a todos para que respondan el cuestionario para cada asignatura, profesor de Grado y Master correspondiente al segundo semestre del curso 2020-2021. Es importante destacar que las respuestas son anónimas, los informes sólo contendrán datos agregados, y en ningún caso se conocerá la identidad del estudiante, de acuerdo con la Ley de Protección de Datos, lo que garantiza que todos se puedan expresar con absoluta libertad, transparencia y sentido crítico.

Los alumnos pueden puntuar de 1 a 5 (de ‘nada de acuerdo’ a ‘totalmente de acuerdo’) doce frases entre las que se pueden leer afirmaciones como: ‘En términos generales cumple con sus obligaciones docentes de asistencia a clase, tutorías y puntualidad’, ‘Se nota que prepara sus clases’, ‘Explica de forma clara y ordenada’, ‘Se preocupa porque aprendamos’, etcétera.

También se ofrece la posibilidad de indicar los aspectos positivos, así como aquellos en los que debería mejorar el profesor, si bien se apunta que “no se tendrán en consideración las respuestas ofensivas”. En el plazo aproximado de un mes, cada profesor recibirá el informe de la valoración que hacen sus alumnos de su trabajo, y dispondrá de información y datos que le permitirán mejorar su tarea. (el informe también se hará llegar a los responsables de cada título y de los Departamentos)

Para los alumnos que se pregunten si su opinión sirve para algo, hay que responder que sí, que es de gran importancia, y que claro que sirve, porque los informes que se elaboran con las encuestas se tienen en cuenta, y pueden incidir de manera importante en la carrera de los profesores evaluados.

Impactos: 35