Durante la inauguración del Congreso “El tiempo de la libertad: Comuneros V Centenario”, el presidente de la Junta ha subrayado la plena vigencia de los ideales que inspiraron el movimiento comunero y ha recordado que hoy, igual que en aquella época, representa un modelo de “como podemos ser capaces de superar posiciones enfrentadas y avanzar juntos”.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha intervenido hoy en la inauguración del Congreso “El tiempo de la libertad: Comuneros V Centenario”, celebrado en la sede del Parlamento autonómico, donde ha destacado la “plena vigencia” de los ideales que motivaron el movimiento comunero.

Así, ha subrayado que en aquella época se idearon planes adelantados a su tiempo, e incluso supusieron un primer ensayo de las modernas constituciones. “Estabilidad y permanencia son predicables también para nuestra Constitución, que nunca debe ser objeto de almoneda política”, ha afirmado el presidente.

Además, el presidente también ha hecho alusión a los “firmes propósitos de equidad fiscal” de la época, en la que se defendía el “encabezamiento”, donde cotizaba todo hijo del Reino, desde el más rico al más pobre, en función de sus rentas. “Un principio que aplicamos en Castilla y León: Impuestos justos y bajos”, ha destacado Fernández Mañueco.

Tras recordar que el movimiento comunero es un nuevo ejemplo de cómo pasado y futuro confluyen en Castilla y León, el presidente de la Junta ha señalado que también representa un modelo de “como podemos ser capaces de superar posiciones enfrentadas y avanzar juntos”.

Impactos: 30