Castilla y León ahorró al medio ambiente 83.637 toneladas de CO2 en 2020 gracias al mercado de Segunda Mano.

Cada castellanoleonés contribuyó al ahorro medioambiental con 34,92 Kg de CO2 de media.

Los castellanoleoneses también ahorraron 5.259 toneladas de plástico, 42.458 de acero y 3.536 de aluminio.

Un año más, el mercado de segunda mano se convierte en un importante agente de la economía circular para ahorrar materias primas, residuos y gasto energético al medio ambiente. Así lo indica el estudio “El Efecto Medioambiental de la Segunda Mano 2020” desarrollado por Milanuncios en colaboración con el Instituto de Investigación Medioambiental de Suecia (IVL) y la consultora especializada en medioambiente Ethos International. En 2020, Castilla y León ahorró un total de 83.637 de toneladas de CO2, los segundos de España, lo que equivale a 34,92 Kg de CO2 por habitante; 5.259 toneladas de plástico, 42.458 de acero y 3.536 de aluminio.

La reutilización es uno de los factores que forman parte de la economía circular, ya que reintroducen productos en el mercado y les conceden una segunda vida. Esto no sólo supone un ahorro en resíduos directos, ya que ese producto no termina en la basura, sino que evita una nueva compra, lo que impacta en los procesos de fabricación, ahorrando también materias primas, energía y residuos derivados de la fabricación, como el CO2, uno de los principales causantes del calentamiento global y el cambio climático.

En términos nacionales, el impacto del mercado de la Segunda Mano durante 2020 en España consistió en un ahorro de:

  • 242.855 toneladas de CO2, el equivalente a dejar a Madrid sin tráfico durante 7 meses, o al total de emisiones de CO2 de una ciudad como Santander o Logroño.
  • 635 de toneladas de plástico, el equivalente a 11.200 millones de bolsas, que son todas las bolsas de plástico que consumen los españoles en 1,3 años.
  • 343 de toneladas de acero, el equivalente a 7.700 km de vías de tren, la mitad de la línea ferroviaria actual de España.
  • 063 de toneladas de aluminio, el equivalente a 3.600 millones de latas, suficiente para embotellar 150 veces la cosecha íntegra de sidra de España de 2020.

El mercado de segunda mano es una de las piezas fundamentales dentro de la economía circular.” dice Magalí Rey Ditrans, Directora de Marketing de Milanuncios, ”No sólo es una herramienta para promover el consumo responsable, sino que también tiene un impacto directo en el medio ambiente. Con el “El Efecto Medioambiental de la Segunda Mano 2020” buscamos concienciar sobre cómo los consumidores son capaces de influir realmente en la lucha contra el cambio climático y cómo este mercado de segunda mano ayuda en esta batalla de forma significativa, con un ahorro en el consumo y producción de CO2, plásticos y metales”.

Cada castellanoleonés ahorra casi 35 kilos de emisiones de CO2 al año gracias a la segunda mano

No sólo se reduce el consumo de CO2 con el mercado de segunda mano, sino que también se consigue reducir el gasto en materias primas como pueden ser el plástico, el acero o el aluminio. Concretamente, en 2020 las compraventas realizadas en Castilla y León ahorraron potencialmente 5.259 toneladas de plástico, 42.458 de acero y 3.536 de aluminio. Esto equivale a producir 739 millones de bolsas de plástico, a construir 263 km de raíles de trenes y a fabricar 239 millones de latas.

Así, Castilla y León es la quinta comunidad autónoma que más contribuyó en términos absolutos al ahorro medioambiental gracias a la Segunda Mano en 2020, por detrás de Andalucía, Cataluña, la Comunidad Valenciana. Le siguen Canarias y Castilla la Mancha y País Vasco. Sin embargo, si atendemos a las cifras por habitante, la comunidad escala a la segunda posición con 34,92 Kg de CO2 por habitante, únicamente por detrás de Extremadura.

Las categorías que más han contribuido a este ahorro son la de motor con 82.143 toneladas y los productos de Casa y Jardín con 1.000. Le siguen Informática (577 toneladas), Deportes y Náutica (308 toneladas) y Telefonía (232 toneladas).

El COVID-19 y su influencia en el mercado de segunda mano

2020 ha sido el año de la pandemia de la COVID-19 y su efecto se ha hecho notar en todos los sectores. Las restricciones que ha sufrido la población se han visto reflejadas en sus prioridades e intereses y esto ha impactado directamente en el mercado de segunda mano. En concreto, los anuncios de motor sufrieron un descenso del 19% durante 2020, mientras que los relacionados con hobbies y ocio aumentaron un 15%. Esto nos indica que el interés de los usuarios derivó de un sector a otro, adecuándose a la realidad del momento, favoreciendo la búsqueda y compraventa de productos enfocados en el ocio y el cultivo de aficiones en el hogar y no en la movilidad, que se vio seriamente restringida durante el último año.

Esto, por supuesto, ha tenido su impacto en el ahorro energético, ya que el sector del motor es el que tiene un mayor peso en este estudio, suponiendo el que más materiales y contaminación ahorra al medio ambiente. En concreto, respecto a 2019, el descenso en el ahorro en CO2, plástico, acero y aluminio fue del 23% en cada una de las categorías.

Impactos: 24