Tras el anuncio del Gobierno de España de una inversión de 95 millones en Asturias y Cantabria en la N-621, en el desfiladero de La Hermida entre Castro Cillórigo y Panes, mientras que se olvida el tramo de Picos de Europa en León, en las dos carreteras N-621 y N-625, y que, además de comunicar León con Cistierna, Cangas de Onís y Potes, se encuentran en un estado de conservación lamentable, el procurador leonesista en las Cortes de Castilla y León, Luis Mariano Santos ha presentado una pregunta tanto al Gobierno como a la Junta sobre este asunto.

A través del senador de Compromís, Carles Mulet, se preguntó al Gobierno por el motivo por el que no se ha actuado en mencionado tramo leonés y las medidas que piensa adoptar el Gobierno para dar solución a esta situación injusta.

Asimismo en la mañana de hoy Santos ha presentado una pregunta en el mismo sentido dirigida a la Junta de Castilla y León sobre si la Junta tiene información adicional sobre dicha licitación y qué es lo que piensa hacer para evitar la discriminación que supone esta inversión que deja fuera una importante vía de comunicación leonesa y cuya disculpa no puede ser el estado de conservación.

Impactos: 22