El concejal del Grupo Municipal del Partido Popular Eduardo Tocino pide al alcalde, José Antonio Diez, que deje de hacer “oposición a la oposición” y que “gobierne la ciudad de una vez si tantas ganas tenía”. El equipo de gobierno PSOE-Podemos, tras salir del Plan de Ajuste gracias a los ocho años anteriores de gestión del PP, ahora puede afrontar gastos que antes eran irrealizables, como comenzar el proceso para retirar el tóxico amianto de los edificios municipales. Entre ellos, en los Almacenes donde trabajan cada día alrededor de un centenar de personas en unas condiciones que incumplen gravemente la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Llueve bajo esa enorme cubierta sobre los cuadros eléctricos, que han sido tapados con plástico para evitar males mayores.

Alrededor de un centenar de personas acuden cada día a los Almacenes Municipales a trabajar en los servicios de Obras (herrería, carpintería, montajes y viario), Eléctricos, Acciona o Señalización, además de los espacios que ocupan algunas de las hermandades y cofradías de la Semana Santa leonesa.

Un gran espacio, ubicado en Trobajo del Cerecedo junto al Mercado de Ganados, de cientos de metros cuadrados de superficie donde llueve dentro casi más que fuera debido al pésimo estado de la cubierta, realizada con amianto hace decenas de años por lo que este material tóxico ya ha cumplido ampliamente con su vida útil por lo que es obligatoria su retirada.

El concejal del Grupo Municipal del Partido Popular Eduardo Tocino pide al alcalde, José Antonio Diez, que deje de hacer “oposición a la oposición” y que “gobierne la ciudad de una vez si tantas ganas tenía”. El equipo de gobierno PSOE-Podemos, tras salir del Plan de Ajuste gracias a los ocho años anteriores de gestión del PP, ahora puede afrontar gastos que antes eran irrealizables, como comenzar el proceso para retirar el tóxico amianto de los edificios municipales.

De ahí que los populares insistan en que el Ayuntamiento debe utilizar el Remanente de Tesorería ya disponible para afrontar tareas urgentes como por ejemplo reparar la cubierta de los Almacenes Municipales para cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Los trabajadores se han quejado a Eduardo Tocino del peligro de que puedan  “saltar por los aires cualquier día” ante la caída de agua sobre los cables;  incluso se han visto obligados a ‘plastificar’ algunos equipos y cuadros. El concejal ha visto cómo han colocado “una señal a modo de bandeja para recoger el agua que cae a chorro sobre un cuadro eléctrico. El problema de la cubierta que se arrastra desde hace años, y es conocido por todos sin duda, pero no se quiere solventar a día de hoy por parte del Ayuntamiento que elude tocar la cubierta y los canalones que deberían instalarse por el exterior y ser accesibles en todo el recinto de los almacenes y evitar este desastre con el agua”.

Tocino asegura que el “Ayuntamiento dispone ahora de superávit y dinero para afrontar estas inversiones pero mira más hacia Ordoño y San Marcelo, donde se ha puesto el alcalde el despacho con vistas, ante el riesgo de precinto de las instalaciones. Las instalaciones eléctricas y el agua son malas compañeras y deberían saberlo los socialistas que mantienen el centro de trabajo más importante del Ayuntamiento en una situación lamentable, como denuncian los trabajadores. Las pareces chorrean agua y las grietas o agujeros en la cubierta están degradando cada día más las instalaciones laborales”.

Impactos: 26