Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer trimestre del año 2021 reflejan una destrucción de 2.400 puestos de trabajo respecto al cierre del año 2020 en la provincia de León. León cuenta con 166.300 ocupados frente a los 168.700 del trimestre anterior. Si tenemos en cuenta los datos interanuales,  León registra una destrucción de 4.500 empleos.

Del mismo modo, son 4.100 parados más los que registra la provincia en el último trimestre, con una tasa de paro que asciende al 14,12%. Una vez más, la tasa de actividad se mantiene entre las más bajas del país con el 49,04%.

La situación del mercado laboral sigue siendo muy complicada debido a la elevada destrucción de empleos derivada de las continuas restricciones a la actividad por el impacto del Covid19.  Tras observar los datos de la EPA del 1º trimestre del año se puede afirmar que las medidas adoptadas para salvaguardar el empleo y el tejido empresarial están resultando insuficientes. Pese a que mecanismos como los ERTES han ayudado a mantener puestos de trabajo,  las empresas necesitan más apoyo e impulso económico que contrarreste las restricciones adoptadas y que les permitan garantizar su supervivencia a corto plazo.

Asimismo, se ha demostrado que la colaboración entre empresas y administraciones está siendo fundamental para frenar el impacto de la pandemia por lo que los empresarios urgen a intensificar este mecanismo. El sector privado ha demostrado que ha podido y sabido trabajar de la mano de las administraciones en beneficio de todos los ciudadanos por lo que este mecanismo debe perdurar e intensificarse en esta nueva etapa de recuperación económica. Esta estrategia ha de acompañarse con un impulso al calendario de vacunación para frenar las restricciones y provocar una reacción del sector económico.

Más allá de las medidas específicas para contrarrestar los efectos de la crisis por Covid19, FELE reclama una vez más una apuesta decidida por la provincia, que facilite la actividad empresarial, la atracción de inversiones y la retención de talento. León tiene unas necesidades especiales (despoblación, reindustrialización, infraestructuras…) que han de ser abordadas con la máxima urgencia entre todos los agentes implicados para devolver a la provincia a la senda del crecimiento.

Impactos: 21