Eduardo Morán comprueba el estado de la vía para buscar soluciones a la suspensión del transporte escolar para siete menores del pueblo 

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, se ha desplazado a Manzaneda de Torío para comprobar personalmente el estado de la carretera de acceso a la localidad a la que no llega el transporte escolar que gestiona la Junta de Castilla y León y en la que siete menores tienen que recorrer más de un kilómetro a pie cada día para coger el autobús.

Morán, acompañado por el diputado de Infraestructuras, Luis Alberto Arias, y por técnicos de la institución provincial, fue recibido en Manzaneda por el alcalde de Garrafe de Torío, Jesús Álvarez, y por los miembros de su equipo de gobierno, Olga García y Guillermo Estalote. El presidente recibió las explicaciones de los representantes municipales y de madres de los alumnos afectados. Eduardo Morán se comprometió a buscar soluciones de forma inmediata y en todos los ámbitos competentes para que el autobús escolar llegue hasta el casco urbano de Manzaneda. “No podemos consentir que un pueblo con niños y niñas, que es una bendición en estos tiempos, se encuentre en esta situación”, indicó Morán.

El presidente de la Diputación ha realizado esta visita de forma inmediata después de que la consejera de Educación de la Junta, Rocío Lucas, se escudara este martes en el ancho de esta carretera de la red provincial para justificar que el autobús escolar no llegue hasta Manzaneda. Lucas respondió así en el pleno de las Cortes a una pregunta de la procuradora del PSOE por León, María Rodríguez. Pese a que la vía que une Manzaneda con la LE-311 presenta un estado similar a la de otras por las que esta misma línea de autobús sí presta el servicio, Eduardo Morán ya ha dado orden para que, en caso necesario, se ponga en marcha el proceso de mejora de la calzada.

Impactos: 31