La sala de exposiciones temporales acoge hasta el próximo 13 de junio la muestra ‘Zodiaco Peregrino’, donde el artista leonés aúna de un modo muy personal la simbología de las constelaciones con los ciclos de la naturaleza y los oficios humanos

El arte sugestivo, profundo y espiritual del reconocido artista leonés Adolfo Álvarez Barthe se ha adueñado del Museo Etnográfico Provincial gracias a ‘Zodiaco Peregrino’, la exposición que podrá verse hasta el próximo 13 de junio en este centro del Instituto Leonés de Cultura (ILC) de la Diputación de León, con sede en Mansilla de las Mulas.

Se trata, en esencia, de trece pinturas al temple que representan los doce signos del zodiaco, a los que Álvarez Barthe vincula con el Camino de Santiago y con el mundo de la cultura tradicional gracias a toda una serie de imágenes cargadas de simbolismo. La muestra está ubicada en la sala de exposiciones temporales del museo, uno de los espacios expositivos más amplios de toda la provincia, y supone la reanudación por parte del centro de su actividad didáctica y artística, interrumpida por la pandemia.

La exhibición encaja perfectamente con el contenido y con las líneas de trabajo del museo, dado que, como explica el artista, “el Camino de Santiago es un elemento de referencia fundamental en la ubicación del propio centro y constituye un componente clave en relación al patrimonio tanto material como inmaterial leonés”. “Por otro lado -continuó-, los signos del zodiaco mantienen unas estrictas relaciones con las estrellas y con la distribución temporal por ciclos y estaciones del año, los cuales, al mismo tiempo, han concretado y fijado de forma muy evidente y clara, a través del tiempo y las tradiciones, las diferentes actividades y tareas humanas de producción constructiva, textil, agrarian y ganadera”.

“Generaciones de hombres y mujeres han seguido el movimiento de las constelaciones en el firmamento -reflexiona Álvarez Barthe-. Incluso una de esas constelaciones, Orión, se ha asociado al descubrimiento de América y al nombre del apóstol Santiago. Lo cierto es que el camino hacia el Finis Terrae lo marcan los astros del cielo. Quien camina sobre la tierra reproduce el sendero que el zodiaco, en un arco perfecto, transita en una esfera muy alejada de nosotros”.

El artista busca que el sincretismo simbólico se erija en una de las claves interpretativas de la exposición. Así, puentes, vieiras, patas y cabezas de oca, lobas, bordones, calabazas, marcas de canteros, templos, la figura de la Virgen María en algunas de sus advocaciones, astros, cruces y el propio apóstol Santiago encuentran acomodo en estas doce piezas, además de los productos agrícolas que rigen cada uno de los signos zodiacales.

La muestra, inaugurada por el diputado de Cultura, Pablo López Presa; el director del Departamento de Arte y Exposiciones del ILC, Luis García, y el director del Museo Etnográfico, Lucas Morán, con presencia del artista, podrá verse de martes a viernes de 10.00 a 14.00 horas, sábados de 16.00 a 19.00 y domingos de 10.00 a 14.00. También existe la posibilidad de concertar visitas guiadas con el autor, llamando al teléfono 987 311923.

Sobre el autor

Adolfo Álvarez Barthe (León, 1964) ha realizado más de 30 exposiciones individuales a lo largo y ancho de la geografía española y más de 60 exposiciones colectivas entre las que se incluyen varias ferias internacionales en España, Italia y Bélgica. En 2002, la Fundación Vela Zanetti de León le dedicó una exposición antológica de su obra bajo el título ‘El teatro de la memoria’. En 2010 el Instituto Leonés de Cultura organizó una exposición retrospectiva sobre su obra con el título de ‘Pervivencias’. En 2017 la Casa de América, en Madrid, expuso su particular visión de la historia y la pintura en una muestra centrada en la conquista de América durante el reinado de los Austrias. En 2018 la Fundación Merayo mostró su serie ‘Simurg’, inspirada en los grandes poemas sufíes persas. Ha publicado artículos en la presa especializada y sobre la figura del pintor, actor y científico leonés escribió ‘Luis Sáenz de la Calzada. Un ensayo biográfico’.

Impactos: 29