El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de León, José Antonio Díez, han presentado esta mañana el protocolo de colaboración suscrito entre ambas administraciones, cuyo objetivo es diseñar un marco de actuación que facilite la implantación del proyecto de movilidad presentado de manera conjunta por ambas administraciones a los Fondos Europeos de Recuperación y Resiliencia. El proyecto abarca los diferentes vectores que actúan sobre la movilidad urbana y periurbana –sostenibilidad ambiental, digitalización y conectividad, innovación tecnológica…–, susceptibles de ser abordados de manera independiente. De resultar elegible este proyecto, su implementación en la ciudad de León y su área metropolitana permitirá avanzar en el objetivo de lograr una movilidad pública comprometida con la sostenibilidad ambiental, la digitalización y la innovación tecnológica.

El proyecto ‘Transformación del sistema urbano y metropolitano de León y su alfoz’ tiene, entre sus principales objetivos, la incorporación de una flota de autobuses sostenible con el medio ambiente (eléctricos y de hidrógeno), la creación de una arquitectura de transporte inteligente ITS, que permita la implantación de un modelo de transporte público digital, conectado y cohesionador que  desarrolle espacios de integración e intermodalidad entre la ciudad de León y su alfoz, mejorando la calidad de vida de las personas, fomentando el uso del transporte público y reduciendo el impacto y huella de CO2. Dicho proyecto, que ha sido presentado de manera conjunta ante el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico se alinea con los objetivos de digitalización y desarrollo sostenible establecidos por la Unión Europea para el acceso a dichos fondos.  La principal característica del proyecto es su carácter integral y su capacidad de ser abordado de manera independiente en cada una de sus fases, lo cual facilita su implementación en el futuro.

Con una inversión prevista de 69 millones de euros, este proyecto de movilidad incluye una serie de actuaciones, susceptibles de ser abordadas de manera independiente partiendo del objetivo común de lograr una movilidad pública sostenible y digitalizada. Así, además de los aspectos relativos a la modernización de la flota de autobuses, incorpora los elementos que permitan posibilitar una nueva movilidad MaaS (Movilidad como un servicio); la creación de un Centro de Control integrador de la movilidad pública, el despliegue de tecnología innovadora y disruptiva en el transporte público RPS (Radar Possition System) necesaria para un transporte conectado y semiautónomo; el desarrollo de un ecosistema startup; un Sandbox regulatorio de movilidad, y un Laboratorio de Innovación.

Asimismo se prevé la creación de un Centro de control integrado y una plataforma inteligente que integre a todos los agentes de la movilidad, así como la implantación de un modelo de cadena logística de última milla.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente y el alcalde de León han destacado la importancia del trabajo conjunto de ambas administraciones que han promovido esta actuación en materia de movilidad pública que sea capaz de acelerar la recuperación económica y el nivel de empleo, y la transformación del modelo económico, sobre la base de una recuperación verde, digital, inclusiva y social. Asimismo, Suárez-Quiñones y Díez han resaltado la necesidad de avanzar hacia nuevos modelos de gobernanza de la movilidad pública que permitan un mayor compromiso de planificación y coordinación entre las autoridades competentes en materia de transporte público, así como  a implementación de nuevos modelos de gestión sobre la base del  principio de responsabilidad compartida que logre desarrollar un modelo de movilidad eficiente, accesible, equilibrado territorialmente, ambientalmente sostenible, seguro, tecnológicamente avanzado y dotado de los máximos estándares de calidad

“Una de las características fundamentales de este proyecto es que es abierto e integrador desde su concepción; se trata de una plataforma de innovación abierta, que integra a todos los agentes de la cadena de valor para dar la mejor respuesta a sociedad y a los ciudadanos en materia en transporte urbano y metropolitano”, según Suárez-Quiñones.

Las entidades promotoras del proyecto Transformación del sistema urbano y metropolitano de León y su Alfoz son la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de León. También participan en el desarrollo del proyecto otras entidades e instituciones de carácter público y privado como Seys Medioambiente, Delcom Logística, Universidad de León, Universidad de Washington y Digital Innovation Hub.

Fondos ‘Next Generation EU’

La movilidad pública, sostenible y segura es uno de los ejes sobre los que se asienta el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, cuyo objetivo general es promover la cohesión económica, social y territorial de la Unión Europea y proporcionar a los Estados miembros apoyo financiero con el fin de alcanzar las metas y objetivos vinculados a las reformas y proyectos considerados como críticos por el propio Plan de recuperación europeo.

El Consejo Europeo del 21 de julio de 2020, consciente de la necesidad de arbitrar medidas que hagan frente al drástico impacto económico y social que en el conjunto de los países de la Unión Europea ha provocado la COVID-19, ha puesto en marcha, en un esfuerzo sin precedentes y con un planteamiento innovador, un paquete de medidas de gran alcance que permitan el impulso de la convergencia, la resiliencia y la transformación de la Unión Europea.

Estas medidas aúnan el futuro marco financiero plurianual (MFP) para 2021-2027 reforzado y la puesta en marcha de un Instrumento Europeo de Recuperación («Next Generation EU») por valor de 750.000 millones de euros.

Este Instrumento Europeo de Recuperación implicará para España unos 140 000 millones de euros para el periodo 2021-2026. La naturaleza de dichos fondos implicará la puesta en marcha de inversiones, transformaciones y reformas estructurales dirigidas a la transición hacia una economía y sociedad climáticamente neutras, sostenibles, circulares, respetuosas con los límites impuestos por el medio natural, y eficientes en el uso de recursos.

En este contexto, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, y el Ayuntamiento de León han elaborado una estrategia de acción compartida entre ambas administraciones con el objetivo último de racionalizar la gestión de los servicios, asegurando la calidad de la prestación ofrecida a los ciudadanos y optimizando el rendimiento de los recursos públicos.

Impactos: 32