• Los parlamentarios en Cortes reconocen que la nueva situación política autonómica tras la moción de censura abre las puertas a la restauración de más de 30 años de injusticias y abandono hacia la provincia leonesa, castigada sistemáticamente con falta de infraestructuras sanitarias, logísticas y educativas.
  • Evidencian que el primer Pleno de esta nueva etapa obliga a la Junta a retirar el dañino ‘decretazo sanitario’ y exigen que de igual forma se tomen medidas con los compromisos adquiridos en El Bierzo, con los centros residenciales y con las ayudas de trabajadores, autónomos, empresarios.

Los procuradores leoneses del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León han valorado los efectos que ha tenido la moción de censura presentada por su equipo, que ha supuesto el fin de la mayoría absoluta de Mañueco e Igea.  Una nueva etapa política que para los leoneses se presenta como “una oportunidad para la provincia” y que supone “una esperanza para comenzar a equilibrar las desigualdades de una comunidad que avanza a distintas velocidades”.

“La nueva situación política autonómica abre las puertas a la restauración de más de 30 años de injusticias y abandono hacia la provincia leonesa, castigada sistemáticamente con falta de infraestructuras sanitarias, logísticas y educativas”, ha expresado la procuradora Nuria Rubio.El Parlamento autonómico ha recobrado vida y ahora Mañueco e Igea ya no podrán aplicar su rodillo, sino que deberán negociar todas y cada una de las iniciativas que traigan a la Cámara”, ha añadido, exigiendo a la Junta que “de una vez tome medidas y cumpla con los compromisos adquiridos con la sanidad pública en el Bierzo y con los centros residenciales, con trabajadoras y residentes de toda la provincia”.

La coordinadora del Área de Familia e Igualdad de Oportunidades también ha insistido en el compromiso incumplido de la Junta con trabajadores, autónomos y empresarios. “A pesar de haber rechazado siempre nuestras propuestas, en noviembre la Junta ofreció al Estado abonar el 35% de ayudas directas si el Gobierno aportaba el 50% y los ayuntamientos el 15%. El Estado acaba de hacer pública su cifra: 232 millones de euros. Sólo falta que la Junta abone 162 millones de ayudas directas específicas y adicionales, una petición que sacó adelante el PSOE en el pasado Pleno sin ningún voto en contra. El Gobierno autonómico debe cumplir ahora con trabajadores y autónomos”, ha sentenciado la política leonesa.

Otro de los triunfos celebrados por los procuradores socialistas ha sido la retirada del ‘decretazo sanitario’ que eliminaba derechos a los profesionales sanitarios y permitía a la Administración cambiarlos de provincia a voluntad.

“Tal fue la felonía de Mañueco que los representantes de todas las organizaciones sindicales se unieron de forma inédita para exigirle la derogación del decreto o su dimisión junto a la consejera de Sanidad”, ha explicado Diego Moreno.  “El PSOE registró una iniciativa para que se derogara el decreto y ante la debilidad manifiesta de la Junta, para evitar perder esa votación en el Pleno, Mañueco decidió, arrastras, suspender el decreto de prestaciones obligatorias de los trabajadores”, ha subrayado el coordinador del Área de Sanidad.

“Ha sido la gota que ha colmado el vaso. No engañan a nadie y su maltrato a los profesionales de la sanidad viene de lejos. Pero el PSOE va a estar vigilante presentando iniciativas que contribuyan a mejorar sus condiciones y la sanidad pública de León”, ha concluido.

Impactos: 22