La institución provincial, presidida por Eduardo Morán, ha consignado 720.000 euros en el presupuesto ampliados en 180.000 euros más, lo que supone un incremento de 100.000 euros respecto a la anterior convocatoria

De ser insuficiente para cubrir todas las solicitudes, la partida se aumentará en la cuantía necesaria

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publica este miércoles las bases reguladoras del Plan de Emprendedores 2021 con una dotación presupuestaria que se incrementa hasta los 900.000 euros. La Diputación de León, presidida por Eduardo Morán, ha consignado en el presupuesto de este ejercicio 720.000 euros ampliados en 180.000 euros más para este programa de subvenciones que se propone apoyar el inicio de la actividad de los emprendedores del mundo rural, lo que supone un incremento de 100.000 euros respecto a la anterior convocatoria. Además, de ser insuficiente el importe para cubrir todas las solicitudes, se aumentará en la cuantía necesaria.

Podrán ser beneficiarios de estas ayudas las personas físicas que hayan iniciado la instalación de un proyecto empresarial, como titular o cotitular, entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021 siempre que tengan radicado el domicilio de la actividad y el fiscal en un municipio de la provincia de menos de 20.000 habitantes -o el despacho, en el caso de profesiones liberales- y que no se encuentren dentro de los tres años anteriores a la edad mínima de jubilación. Además, deberán presentar un plan de empresa que recoja la idea del proyecto empresarial, su financiación y una proyección con resultado viable a tres años vista.

La convocatoria contempla seis plazos de presentación, el primero de los cuales queda abierto con la publicación de las bases este miércoles en el BOP y se prolongará hasta el día 30 de este mes. De las solicitudes se valorará el tamaño del municipio en el que el emprendedor vaya a desarrollar la actividad, puntuando más los más pequeños; la innovación del proyecto, dentro de la provincia o en la zona; la viabilidad del mismo; la inversión a realizar, los empleos creados, y el grado de discapacidad.

Ya en la anterior convocatoria se incrementaba el importe de la ayuda concedida, que pasaba a cubrir el 90% de la cuota que el emprendedor pague como consecuencia del alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos durante 24 meses continuados. Hasta entonces, el importe cubierto era del 80%.

La finalidad de estas subvenciones es promover la generación de actividad empresarial y el empleo en el medio rural dando oportunidad a los jóvenes a poner en marcha sus proyectos de emprendimiento y contribuir, de este modo, a fijar población en los pueblos de la provincia y combatir la despoblación.

Desde su puesta en marcha en el año 2013, esta línea de ayudas ha apoyado el inicio de la actividad de más de 1.524 trabajadores autónomos en más de 400 (440) localidades de la provincia. De 2013 a 2016 la ayuda consistía en la subvención del 80% de la cuota de los 12 primeros meses de alta en el RETA. A partir de 2017 se elevó a 24 meses y, en la pasada convocatoria, lo que se incrementaba era el porcentaje, el 90% durante dos años.

En la última convocatoria se registraron 258 solicitudes en los 4 plazos habilitados para ello de las que se han concedido 242. Por sectores, 80 (33%) se correspondían con proyectos de agricultura y ganadería, 10 (4%) de agroindustria y 152 (63%) del sector servicios (29 hotelería, 46 comercio, 22 de profesiones liberales, 24 servicios profesionales, 24 construcción y 7 otras). La localidad de menor tamaño a la que ha llegado esta ayuda de emprendedores en su última convocatoria ha sido Valcuende, con 5 habitantes; la de mayor tamaño, Astorga, con 10.480, mientras que la que ha contabilizado un mayor número de beneficiarios ha sido Villablino, con 14 proyectos.

Impactos: 34