Todo parece indicar que la junta de Castilla y León no convocará en la provincia de León nuevas pruebas para elaborar una nueva bolsa de empleo de personal de lucha contra los incendios forestales, después de que las últimas que se han celebrado fueran ya en el año 2018, a pesar de que por norma se venían renovando cada dos años.

Dichas pruebas que servirían para poder renovar todo el personal de los operativos, desde conductores de los camiones a peones de incendios o para quienes realizan las labores de vigilancia desde las torretas, sí han empezado en otras provincias de la comunidad.
La alternativa a la no celebración de las pruebas, si las bolsas se agotan es contratar a través del servicio público de empleo de la Junta (Ecyl). Una fórmula que, al igual que con la no celebración de pruebas, incumple los criterios de igualdad, mérito y capacidad de la contratación pública.

Desde IU provincia de León consideramos que éste es un servicio básico en nuestra provincia, ya que sin ir más lejos, solo en los últimos dos años más de 4000 hectáreas han ardido en nuestra provincia. Según datos de la propia Junta de Castilla y León, la problemática de incendios es más acusada en el oeste de la comunidad, pues ahí se encuentran las zonas que más incendios y más superficie quemada sufren anualmente.

Por último, el coordinador provincial de IU León , Javier Arias, ha señalado que “en los últimos diez años más de la mitad de los incendios son intencionados y casi el 40% debidos a negligencias y accidentes, únicamente el 6% de los mismos son debidos a causas naturales”. Por ello “pedimos a la junta más esfuerzo de gestión y prevención. Reclamamos más ayudas destinadas a la limpieza de montes para así poder ayudar a los propietarios forestales (especialmente minifundistas y sin recursos) que ayudan a que el fuego no lleguen a sus zonas. La mejor lucha contra los incendios forestales es una buena gestión de los montes”

Impactos: 18