El Rector de la ULE, Juan Francisco García Marín, ha recibido hoy, Día Mundial del Agua, el certificado por el que se reconoce a la ULE como Comunidad Azul por su compromiso en defensa del agua como bien común.

La Universidad de León (ULE) se convierte desde hoy en la primera universidad española en obtener el Sello ‘Blue Campus’. Juan Francisco García Marín, Rector de la ULE, ha recibido esta mañana la placa y el certificado que reconoce a la institución como Comunidad Azul por su compromiso en defensa del agua como bien común. El acto se ha celebrado en la sala Gordón Ordás, precisamente coincidiendo con el Día Mundial del Agua, al que han asistido Luis Babiano y Santiago Gutiérrez, representantes de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS), y Pilar Marqués, Vicerrectora del Campus de Ponferrada, a quien también le ha sido entregada una placa en reconocimiento a la labor realizada en Ponferrada por llegar a ser un campus verde y sostenible.

En el acto de entrega también han estado presentes Ramón Ángel Fernández, Vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad, Roberto Baelo, Vicerrector de Internacionalización, y Andrés Juan Valdés, director de la Oficina Verde de la ULE, principales artífices en la declaración institucional de adhesión al proyecto de Comunidades Azules.

García Marín ha destacado que la adhesión de la ULE al proyecto de Comunidades Azules responde al trabajo “por fomentar el consumo de agua de la red pública dentro de la comunidad universitaria y también es un reconocimiento al derecho al agua de todas las personas”.  La Asociación AEOPAS, creada en 2009, reconoce a ciudades e instituciones en sus buenas prácticas por el consumo del agua de la red de abastecimiento y así ha otorgado este sello a los campus de León y Ponferrada por cumplir con esa práctica en el ámbito universitario, un hecho que convierte a la ULE en ser la primera universidad española ‘Blue Campus’.

Luis Babiano, Gerente de AEOPAS, ha explicado que es necesario realizar campañas informativas sobre la importancia del agua de grifo en nuestros hogares y en nuestros espacios comunes. “La ciudadanía ha de saber que el agua tiene garantías sanitarias y cuando respetamos el agua del grifo, también defendemos nuestras montañas, lagos, ríos y aguas subterráneas”, ha detallado Babiano al tiempo que ha resaltado la necesidad de “crear fuentes en espacios comunes como la universidad y concienciar a las administraciones locales para que las fuentes públicas estén integradas en el paisaje urbano”. Babiano ha concluido recordando que “León es la primera universidad en sumarse al proyecto de Comunidades Azules junto a las cien universidades francesas y numerosas ciudades europeas y norteamericanas”.

La Declaración Institucional aprobada en Consejo de Gobierno de diciembre de 2020, recogía que la ULE “como universidad pública que es, se encuentra comprometida en el impulso de los Objetivos del Desarrollo Sostenible y, particularmente, acepta el compromiso de defender el agua como un bien común”. Un texto en el que han trabajado la Oficina Verde del Vicerrectorado de Infraestructuras y Sostenibilidad y el Vicerrectorado de Internacionalización, donde avanzaron algunas líneas de actuación como la instalación de puntos de agua potable (fuentes) conectados a la red de suministro en los campus de León y Ponferrada.

Así el sello ‘Blue Campus , como así se especifica en el certificado entregado a García Marín y Marqués, reconoce el compromiso de la ULE por:

  1. Defender el derecho humano al acceso al agua y al saneamiento,
  2. Promover la gestión pública de los servicios de agua
  3. Fomentar el agua de grifo y eliminar, gradualmente, la venta de agua embotellada en sus campus universitarios.

El Proyecto Comunidades Azules, origen del sello ‘Blue Campus’, fue creado por el Consejo de Canadienses y el Sindicato Canadiense de Empleados Públicos (CUPE), como una herramienta para impulsar una visión alternativa para el agua basada en su consideración como un bien común y un derecho humano.

Impactos: 23