La concejala del Grupo Municipal del Partido Popular Aurora Baza ha denunciado que el equipo de gobierno PSOE-Podemos, después de quitar la sala de cafetería a los usuarios de la Residencia Municipal de Mayores Virgen del Camino para poner tres despachos, ahora continúa con una serie de obras sin criterio que han provocado el enfado de usuarios y trabajadores. Ahora inician los trabajos para instalar una nueva portería de 3 metros cuadrados para dos trabajadores y los servicios de alarma, megafonía, fotocopiadora y armario de comunicaciones, por lo que el personal denuncia que en estas condiciones no se puede cumplir con los criterios de distancia; en los nuevos vestuarios no entran todas las taquillas de los trabajadores y eliminan una de las dos duchas; y pretenden cambiar la entrada y salida de los trabajadores, ubicándola en una zona sin vigilancia.

La toma de posesión de José Antonio Diez como alcalde hace más de veinte meses ha sumido a los servicios sociales municipales en la “desidia total”. La salida de la popular Aurora Baza de la gestión del área ha tenido como consecuencia principal el abandono de algunos de los servicios más importantes para León y para los leoneses.

Uno de los lugares donde hay mayor disconformidad con el equipo de gobierno es la Residencia Municipal de Mayores Virgen del Camino, donde trabajadores y usuarios han sufrido especialmente durante estos meses las graves consecuencias de la pandemia.

Aurora Baza ya denunció hace unos meses que Diez había permitido la eliminación de la cafetería de los usuarios, donde estos tomaban café, jugaban a las cartas o se reunían con sus familiares para colocar tres despachos. Esta mañana han comenzado las obras en la portería, después de los vestuarios y la entrada de los trabajadores. Unas obras sin criterio que soliviantan tanto al personal como a los internos.

El proyecto de la nueva portería ubica a dos trabajadores en tres metros cuadrados junto a todos los servicios de alarma, megafonía, fotocopiadora y armario de comunicaciones, por lo que el personal denuncia que en estas condiciones no se puede cumplir con los criterios de distancia; en los nuevos vestuarios no entran todas las taquillas de los trabajadores y retiran una de las dos duchas; y pretenden cambiar la entrada y salida de los trabajadores, ubicándola en una zona sin vigilancia.

Los usuarios siguen sin TV

Las habitaciones de la Residencia Municipal de Mayores Virgen del Camino han permanecido muchos días cerradas a cal y canto ante el elevado número de contagios de trabajadores y usuarios. Una situación de soledad para los mayores que se acrecentaba por la falta de televisores en los cuartos. Aurora Baza ya pidió en el mes de octubre al alcalde Diez que el Ayuntamiento realizara este pequeño gasto por los usuarios.

No solo no han hecho nada si no que ante la pregunta en el Pleno de una concejala de otro grupo político, el equipo de gobierno contestó que estaban acometiendo la colocación de señal en las habitaciones, pero para que las familias sean las que compren los televisores. Baza ha criticado con dureza esta situación: “Que el equipo de gobierno no ponga los televisores en las habitaciones con todo el dinero que está malgastando en proyectos innecesarios es al menos moralmente censurable”.

Impactos: 19