Tras más de 10 años dando vueltas alrededor de una voluntad sellada en Europa para vertebrar la Unión Europea en materia de tráfico de mercancías y coordinar la política estatal para aumentar la competitividad ferroviaria y potenciar la intermodalidad conectando aeropuertos, plataformas logísticas y aeropuertos mediante ejes de transporte, entre ellos el Corredor Atlántico, nos encontramos en un punto en el que las ayudas europeas y las acciones de la Junta de Castilla y León para apostar de forma firme por este eje, no se ha hecho visible.

La Comunidad Europea ha dotado con más de 30.000 millones de euros para los próximos 7 años a la conexión del Corredor Atlántico, habiendo concitado el acuerdo de asturianos, gallegos y leoneses, y sin embargo, la Junta de Castilla y León no ha movido ni un solo dedo para conseguir que mencionado corredor llegue a León, y por ende a las otras dos Regiones que forzosamente se verían beneficiadas con el transcurrir de este eje por la provincia de León.

Ante la pasividad de la Junta de Castilla y León que corre el riesgo de perder tan importante conexión europea, el procurador leonesista en las Cortes de Castilla y León, Luis Mariano Santos, reclamó respuestas al respecto en el día de ayer en forma de pregunta, en la que pedía en las Cortes explicaciones sobre si se ha llevado a cabo alguna acción o realmente no se ha hecho nada.

De igual forma y ante la duda sobre la responsabilidad, se presentará pregunta a través del senador por Compromís, Carles Mulet, en el mismo sentido y para saber los movimientos que ha llevado a cabo el Gobierno.

Impactos: 24