La pandemia del coronovirus ha generado una grave crisis que impacta en todas las esferas de nuestra vida, no sólo en la sanitaria. El impacto económico también se ha hecho notar en la pérdida de puestos de trabajo y en la mayor fragilidad aún de las personas que tenían dificultad para acceder a un empleo.

Para hacer frente a esta situación global, la Organización Humanitaria puso en marcha el Plan Cruz Roja RESPONDE frente al COVID-19 en el año 2020 y que continuará atendiendo a las personas vulnerables y población en general durante este año 2021, ya que una de las líneas claves del Plan Responde es, precisamente, reducir el impacto económico y social del Covid-19 a apoyar en materia de empleo a las personas con más dificultad de acceso al mercado laboral.

El Plan de Empleo de Cruz Roja Española en León durante el año 2020 ha tenido que adaptarse a la nueva realidad provocada por la pandemia que ha supuesto que los equipos territoriales hayan podido seguir dando servicio e intensificar su labor de orientación laboral, formación en competencias e intermediación con empresas, para conseguir ofertas de empleo con el objetivo también de disminuir la brecha digital. Una brecha que tiene que ver con la falta de dispositivos electrónicos, la no disponibilidad de datos en sus teléfonos móviles o una escasa habilidad de manejo de los dispositivos, entre otros.

En las llamadas de seguimiento que se han realizado durante el pasado año los equipos de Cruz Roja, han ofrecido a los participantes recursos formativos y de orientación de Cruz Roja y han analizado qué herramientas y dispositivos digitales tienen estas personas para que puedan seguir avanzando en su camino hacia el empleo y, en función de las posibilidades, identifican posibles soluciones que permitan salvar la brecha digital y mejorar su situación.

En una sociedad que ya estaba en plena y permanente transformación digital, la irrupción de la crisis por el Coronavirus y la declaración del estado de alarma ha obligado a muchas personas a permanecer en aislamiento y trabajar o formarse desde casa. Esta situación hace más necesario que nunca que las personas, especialmente las más vulnerables, puedan adquirir las competencias digitales necesarias para desenvolverse o buscar trabajo o formación a través de las redes o plataformas digitales, así como incorporar formación digital más especializada para que su cualificación esté más adaptada a los requerimientos de las empresas.

El Plan de Empleo de Cruz Roja trabaja desde hace años de manera decidida en la transformación digital de sus actividades y su metodología de intervención, a través de proyectos como #EmpleandoDigital que, además de mejorar la inserción sociolaboral de personas vulnerables alejadas del mercado laboral, ha permitido que los equipos del Plan de Empleo de Cruz Roja pudieran continuar prestando servicios con las herramientas y recursos digitales con los que cuenta la organización.

Fiel reflejo de esta gran labor de los equipos de empleo son los datos de participaciones en nuestro Plan de Empleo durante el año 2020, un total de 655 personas participaron en las iniciativas de inserción laboral, de las cuales 185 personas accedieron a un empleo en nuestra provincia, con un ratio de inserción del 30% gracias a los proyectos de Cruz Roja. Un total de 283 participantes se han beneficiado de los cursos de formación así como de las competencias estratégicas y técnicas para el empleo que se les han facilitado desde la Institución.

El Plan de Empleo pretende ser un puente entre las personas vulnerables y el mercado laboral. La fórmula funciona cuando sumamos la colaboración de las empresas, que valoran mucho la motivación y la preparación de los participantes, así como la profesionalidad y dedicación de los equipos de empleo de Cruz Roja.  En 2020, Cruz Roja Española en León ha colaborado con un total de 119 empresas, consiguiendo 154 alianzas con ellas.

Por otro lado, Cruz Roja Española en León durante el año 2020 ha desarrollado diversas campañas de divulgación con las que pretendemos invitar a la ciudadanía a reflexionar sobre la influencia de los estereotipos y prejuicios asociados a la edad, el género, el origen, la cultura y que pueden suponer barreras en el acceso de muchas personas al mercado laboral. Para ello ha contado con la colaboración de empresas y asociaciones empresariales representantes de sectores estratégicos por su actividad y por su capacidad de llegar a personas, empresas y sociedad en general. Los mensajes difundidos en las diferentes campañas fueron “Las etiquetas sólo para los productos”, “La diversidad está en tus manos” y “Mi cara No es mi CV”. Para ello se diseñaron distintos materiales: mascarillas, portamascarillas, bolsas de pan, bolsas térmicas y botes de gel hidroalcohólico. Para el conjunto de todas estas campañas de divulgación, se distribuyeron un total de 2520 productos.

Impactos: 24