El Grupo Municipal del Partido Popular traslada, a través de su concejal Eduardo Tocino, la alarma que causa entre vecinos y viandantes la aparición de grietas en los testigos del edificio en ruinas. Unas marcas en el lateral del edificio que desvelan el movimiento sufrido por la fachada y el consiguiente peligro de derrumbe. Las denuncias de los vecinos y los viandantes alertan sobre la posibilidad de que se repita la caída de otro edificio en la zona, situado junto al  Palacio de Jabalquinto, el pasado 27 de noviembre. Las lluvias han degradado mucho el edificio en las últimas semanas ante la pasividad del alcalde Diez y su equipo.

El concejal del Grupo Municipal del Partido Popular Eduardo Tocino ha visitado la calle Conde Rebolledo tras recibir varias quejas de vecinos de la zona al detectar grietas en los testigos del edificio en ruinas.

Estos testigos o marcas fijadas en el lateral del edificio se han agrietado lo que desvela que se ha movido la fachada, en parte por las últimas. Las denuncias de los vecinos y los viandantes alertan sobre la peligrosidad de un posible derrumbe del edificio. La caída de otro edificio en la zona, situado junto al  Palacio de Jabalquinto, el pasado 27 de noviembre ponen de manifiesto el abandono del Casco Histórico por parte del alcalde Diez, a pesar de que este barrio era para él una prioridad en su campaña electoral.

Tocino ha comprobado la existencia de estas marcas recientes en la fachada de Conde Rebolledo, que demuestran que “el deterioro del edificio continúa ante la pasividad municipal. A pesar de la estructura de hierro que rodea al edificio los vecinos nos han trasladado que se ha ido degradando día a día y que las lluvias pueden hacer colapsar la estructura con un gravísimo peligro para las personas que por ahí transitan ya que no hay escapatoria posible. No están satisfechos los vecinos con la respuesta municipal de que ‘no hay peligro’; los vecinos consideran que sí y que el riesgo es evidente. A pesar de ello ninguna medida se ha tomado por parte de las concejalías implicadas y el abandono del Casco Histórico avanza cada día más”.

El concejal popular recrimina al equipo de gobierno PSOE-Podemos que no haya aprovechado estos meses de pandemia, con los bares cerrados o con muy baja afluencia, para acometer ese gran proyecto del alcalde Diez. “Tras la toma de posesión, hace más de año y medio, llegó la realidad a la ciudad. Las críticas electoralistas del PSOE dejan solo un poso de propaganda y frente a las actuaciones populares peatonalizando calles, recuperando fachadas detrás de los graffitis o mejorando el alumbrado, Diez no ha hecho absolutamente nada”, añade el concejal.

Muralla y entorno de Conde Rebolledo. La historia interminable

Las obras en el tramo de la Muralla en Conde Rebolledo ya deberían estar concluidas tras veinte meses de mandato socialista, pero han sido incapaces  de rematar esta actuación acometida durante el anterior mandato popular. “Mientras que el PP logró demoler dos edificios anexos a la muralla y rescatarla, el PSOE es incapaz de dar una solución al edificio en serio peligro de derrumbe que está en la parcela contigua. El PSOE parece plantearse algún día finalizar las obras de urbanización de la muralla con dicho edificio ruinoso a su lado no solo con un muy mal aspecto, sino con una seguridad muy peligrosa que puede conllevar consecuencias desastrosas en caso de derrumbe”, finalizó Eduardo Tocino.

Impactos: 17