1. Que ofrezca la carrera deseada .Lógico, si lo que quiero es comer comida italiana, en principio no voy a ir a un restaurante de sushi. Pues con la universidad, lo mismo.
    2. Prestigio. La imagen o reputación de la institución es el principal factor cuando el estudiante puede elegir ya sea porque tiene una buena nota de admisión o suficientes recursos económicos y no tiene que limitar sus opciones.
    3. Que esté cerca de casa. A igualdad de condiciones, la proximidad es un factor que la mayoría de estudiantes tiene en cuenta. Por ejemplo, si el estudiante es de un pueblo de Sevilla será más fácil que se vaya a estudiar a Sevilla que a Granada, a Granada que a Madrid y a Madrid que a Barcelona. Dicho esto, la casuística es infinita.
    4. Que le dé la nota para entrar en la carrera. La nota de corte sigue siendo un factor decisivo para muchos estudiantes que en muchos casos al recibir su nota llegan a ampliar o modificar el nº de carreras y universidades que están valorando.
    5. Precio. Muchos estudiantes tienen limitaciones económicas que hacen de primer filtro a la hora de elegir universidad. Se plantean en todo momento una universidad pública y aprovecharán cualquier opción de reducir los costes de estudios mediante becas y ayudas.
    6. Ambiente. Si algo distingue a los jóvenes es querer pasarlo bien y tener la sensación de pertenencia a un grupo.
    Fuente: Y Ahora Qué
    Editorial Compás Mediterráneo

 

Impactos: 41