El Grupo Municipal del Partido Popular ha recibido varias quejas de familias con niños que asisten a los centros infantiles del municipio, asegurando que son obligados a quitar la ropa de abrigo de los pequeños fuera del edificio. Las normas que la Concejalía de Bienestar Social y Juventud elaboró, debido a la crisis sanitaria de la COVID-19, obligan a  los padres a llevarse la ropa de abrigo del niño después de cambiarlos a la intemperie, con las temperaturas tan bajas que está registrando la ciudad. Los populares preguntan si son ciertas estas denuncias y en su caso piden que haya una zona cubierta habilitada en cada centro para llevar a cabo esta tarea.

La concejala del Grupo Municipal del Partido Popular Aurora Baza ha recogido el desacuerdo de algunas familias con el procedimiento que ha marcado el Ayuntamiento en la entrada y salida de los niños en algunos centros infantiles municipales, ya que en muchas ocasiones tienen que quitarles la ropa de abrigo en la calle.

La Concejalía de Bienestar Social y Juventud, debido a la crisis sanitaria de la COVID-19, elaboró unas normas de aplicación en las que figura que los padres deben llevarse la ropa de abrigo del niño después de cambiarlos, pero en una zona habilitada, no a la intemperie con las temperaturas que ha registrado la ciudad. Los populares preguntan si son ciertas estas denuncias y en su caso piden que haya una zona en cada centro para llevar a cabo esta tarea.

Necesidad de una zona cerrada en San Lorenzo

Ante esta situación, algunas familias aseguran que en las jornadas más frías no han llevado a los niños a los centros para no exponerlos a las bajas temperaturas. Además, Aurora Baza ha visitado estos centros, recogiendo la urgente necesidad de reformar la zona cubierta a la entrada del Centro Infantil de San Lorenzo, muy deteriorada y cuando llueve se producen goteras, siendo esta zona por donde acceden los niños. Baza solicita que se repare, cierre y acondicione para proteger a los pequeños.

Impactos: 31