• La campaña se llevará a cabo entre el 24 y 29 de enero en toda la ciudad
  • Anteriores campañas de control reflejan que la siniestralidad es mínima y que el transporte escolar es un sector seguro

La Policía Local de León llevará a cabo, entre los días 24 y 29 de enero, una nueva campaña especial de vigilancia y control del transporte escolar y de menores en la ciudad. El objetivo de la campaña es verificar las autorizaciones, documentación y condiciones técnicas de elementos de seguridad de los autobuses, como cinturones y sistemas de retención de todos los usuarios del transporte escolar.

También se hará especial hincapié en el control sobre los conductores en lo referido a permisos, tiempos de conducción y descansos.

El transporte escolar está regulado por una estricta normativa que contempla todos los aspectos que inciden en la seguridad de los usuarios, como la antigüedad del vehículo, suelos antideslizantes, mamparas, uso del tacógrafo, control de velocidad, apertura de puertas y ventanas, existencia de extintores y botiquines de primeros auxilios o seguros actualizados.

También es importante comprobar que en los buses de transporte escolar con alumnos menores de 12 años vaya siempre un adulto acompañante, que velará por la seguridad en la subida y bajada del autobús.

Como resultado de campañas anteriores, tanto desde la Policía Local de León como desde la Jefatura Provincial de Tráfico se asegura que las tasas anuales de siniestralidad son mínimas, lo que permite concluir que el transporte escolar es un sector seguro.

Impactos: 23