Las concejalías de Deportes y Hacienda trabajan de manera conjunta para habilitar las herramientas que permita cumplir con la ordenanza que regula las tasas por el uso de las instalaciones públicas, sin que esto suponga un impedimento para el desarrollo “de una actividad fundamental en el municipio, como la que impulsan cada uno de ellos”

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo elabora las bases de la próxima convocatoria de ayudas económicas dirigidas a los clubes del municipio, para los que se buscan soluciones que faciliten el obligado cumplimiento de la ordenanza por el uso de instalaciones deportivas sin que esto suponga un menoscabo para el normal desarrollo de su actividad.

Consciente de la necesidad de proteger el gran valor deportivo y social que representan los clubes y equipos del municipio, en sus distintas disciplinas, el equipo de Gobierno baraja todas las alternativas posibles, entre las que se incluye la firma de convenios de colaboración.

Desde las concejalías de Deportes y Hacienda se trabaja de manera conjunta para, por un lado, habilitar esas ayudas directas, que contemplan un primer montante de 25.000 euros con cargo al Presupuesto de 2020, y, por el otro, poner en marcha otras herramientas que completen este respaldo, como aplicar bonificaciones de carácter social sobre las que se ha realizado una consulta al Ministerio de Economía.

El objetivo final es regularizar el uso de las instalaciones deportivas en las que entrenan y compiten los clubes, en base al informe en el que la Intervención municipal indica al Ayuntamiento su obligación legal de liquidar las tasas, en base a la ordenanza fiscal elaborada en el año 2012.

La situación se ha trasladado a los responsables de los clubes en las distintas reuniones mantenidas desde el inicio de la legislatura, a las que se dará continuidad en función de los avances que puedan producirse, como también se informará a los grupos de la corporación en Junta de Portavoces cuando las bases estén redactadas.

“Estamos estudiando las alternativas posibles conforme a la legalidad, porque entendemos que para ellos es un gran impedimento hacer frente a las tasas que deben abonar desde el año 2012 por el uso de las instalaciones, pero compartiendo su preocupación, debemos cumplir con nuestra obligación legal como gestores públicos y por ello tratamos de encontrar la solución para regularizar la situación, protegiendo al mismo tiempo el gran valor social de la actividad que desempeñan”, ha explicado al el concejal de Hacienda y portavoz del equipo de Gobierno, Benjamín Fernández, para después apuntar que el actual Ejecutivo local “no puede asumir decisiones de gobiernos anteriores cuando nos indican desde Intervención que tenemos la obligación de requerir el pago”.

En este sentido, el edil ha recordado que el Ayuntamiento está abierto a estudiar los recursos que presenten los clubes con respecto al cumplimiento de la ordenanza fiscal, así las propuestas que puedan plantear al respecto.

Impactos: 27