Las pruebas se realizarán con las medidas de seguridad sanitarias vigentes desde el inicio de curso, y los estudiantes que estén confinados por contagio o contacto estrecho, y lo hayan comunicado al SiVeUle, podrán hacer el examen a posteriori.

Tras la polémica suscitada estos días en redes sociales sobre el reclamo por parte de algunos universitarios de hacer los exámenes en modalidad online, la Universidad de León (ULE) a través del Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo ha mantenido una reunión con los delegados de centros de la ULE para explicar y garantizar a todos los estudiantes la evaluación presencial en caso de que alguno de ellos en el momento de tener que realizar la prueba se encuentre en situación de confinamiento.

Ana Isabel García, Vicerrectora de Estudiantes y Empleo, ha concretado en un correo electrónico a todo el alumnado que si alguien “no puede acudir a los exámenes o pruebas en la fecha programada por encontrarse en una situación de confinamiento, bien por ser positivo en COVID o por contacto estrecho, se os garantizará el examen o la prueba correspondiente en el momento de vuestra incorporación. Aunque haya transcurrido el plazo de la convocatoria se podrán reabrir las actas para incorporar las calificaciones. Para ello, es imprescindible que el alumno afectado esté dado de alta en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de la ULE (SiVeUle)”.

MÁXIMA PRESENCIALIDAD Y CUMPLIMIENTO DE NORMAS SANITARIAS

En el transcurso de la reunión, la Vicerrectora de Estudiantes ha señalado que la Universidad de León ha mantenido la docencia presencial desde el inicio de curso y con todas las medidas de seguridad sanitarias, si bien en aquellos centros donde no había capacidad para albergar esa presencialidad se optó por docencia semipresencial. “Entonces, la evaluación ha de ser presencial y los exámenes podrán realizarse igualmente con todas las medidas sanitarias vigentes desde el comienzo del curso, máxime cuando en los periodos de exámenes hay aulas suficientes para que las pruebas se realicen, ya que no hay clase”.

Una serie de explicaciones que fueron bien acogidas y comprendidas por los delegados de centro presentes en la reunión celebrada en la Sala de Conferencias de la Biblioteca Central San Isidoro, sin olvidar además que la decisión está avalada por la Conferencia de Rectores (CRUE), que en un comunicado oficial del 13 de enero defendía que las universidades españolas -como también ha recordado en un reciente comunicado el propio Ministerio de Universidades- “ya planificaron un curso 20-21 en el que se apostaba por la máxima presencialidad y el cumplimiento de las normas sanitarias, dedicando muchos recursos humanos y materiales para garantizar la seguridad en nuestras instalaciones. Todo ello, junto con los protocolos para la realización de exámenes presenciales, y el cumplimiento estricto de las normas sanitarias por cada miembro de la comunidad universitaria, nos permitirá el desarrollo de nuestra actividad,  incluidos los exámenes, cuya presencialidad ha sido autorizada por las diferentes autoridades sanitarias”.

“LAS DELEGACIONES ESTAMOS UNIDAS PARA GARANTIZAR LOS EXÁMENES”

Lucía Arancio, delegada de estudiantes de Ingeniería Agraria, explicaba al término de la reunión que “la polémica no tenía lugar porque se sabía que los exámenes no iban a ser online por la modalidad presencial que se ha estado impartiendo en nuestra universidad”, al tiempo que aseguraba que las medidas tomadas de cara a poder repetir convocatorias oficiales “no solo estaban ya reflejadas en reglamentos que se habían publicado en Consejo de Gobierno sino que además son de sentido común y se daban por hecho”. Valoración compartida por Fernando Ruíz, delegado de la Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial, quien iba más allá al puntualizar que “nos hemos centrado más en casos concretos que ha habido y hemos visto que el Vicerrectorado nos da su apoyo aunque siempre hemos de reclamar escalón por escalón, es decir, acudir primero al responsable de la asignatura, luego al decanato y al vicerrectorado”.

Ambos delegados creen que ahora mismo es necesario que “se calmen los ánimos y no generar alarmismo”, al tiempo que quieren trasladar a la comunidad universitaria que Vicerrectorado de Estudiantes y delegaciones “estamos unidos para poder garantizar la igualdad de oportunidades a la hora de realizar los exámenes a todos los estudiantes”, puntualiza Lucía Arancio.

A las explicaciones de los estudiantes se suma también la de algunos docentes como Eva Vallejo, profesora de Estadística en la Facultad de Económicas, quien impartía el pasado viernes su última clase presencial antes del inicio del periodo oficial de exámenes de esta semana. Vallejo entiende la inquietud de los estudiantes aunque no la ve oportuna ahora mismo “cuando hemos estado todo el curso con docencia presencial” explica esta profesora que participó también en la EBAU de julio “donde se demostró que bien organizado, se pueden realizar los exámenes perfectamente, por supuesto con la distancia que se mantiene todo el curso en las aulas y con las medidas sanitarias necesarias para evitar contagios”.

 

Impactos: 21