La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades recibirá 41,8 millones de euros procedentes de la distribución de fondos europeos que destinará fundamentalmente, a la reconversión y creación de nuevas plazas residenciales y a aplicar los avances tecnológicos necesarios para la modernización de los servicios que se prestan a las personas dependientes en Castilla y León.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha participado de manera telemática en la reunión ordinaria del pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, en la que se ha aprobado la distribución de fondos europeos de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021 a comunidades autónomas y corporaciones locales y el Plan de Choque para el impulso del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia.

Distribución de fondos europeos

Durante el encuentro mantenido entre los representantes del Gobierno Central y de las Comunidades Autónomas, en el que se ha aprobado el Acuerdo sobre distribución de fondos europeos de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021 a comunidades autónomas y corporaciones locales, Isabel Blanco ha apostado porque la mayor parte de los fondos se destinen al aspecto residencial. De hecho, ha trasladado al Ministerio la necesidad de establecer nuevas ratios para dotar de más personal a los centros de mayores, con el objetivo de adaptarlos al nuevo modelo de atención residencial que se pretende implantar en Castilla y León.

Asimismo, ha solicitado que se garantice como mínimo la cantidad que recibirá la Comunidad este año de casi 42 millones de euros, en ese reparto de fondos europeos para las próximas tres anualidades, con el objetivo de contar con la estabilidad financiera necesaria para poder llevar a cabo proyectos de inversión y también ha destacado que la mayor parte de esos fondos se van a destinar a la modernización de infraestructuras y a la creación de nuevas plazas residenciales.

En la reunión del Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales, la consejera también ha trasladado su preocupación por la participación que tendrán las entidades del Tercer Sector en el reparto de fondos europeos. De hecho, ha solicitado que se pongan en marcha medidas adicionales destinadas a poder desarrollar proyectos estratégicos en colaboración con dichas entidades.

Plan de Choque para el impulso del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha recordado en dicho encuentro que, Castilla y León cuenta con plena atención a personas dependientes y que, desde el 1 de enero de 2020 se han reducido los plazos para el reconocimiento del derecho a las prestaciones del sistema a tres meses, desde la presentación de la solicitud, dando cumplimiento a uno de los compromisos de Legislatura. De hecho, la intención de la Junta de Castilla y León es seguir reduciendo esos plazos con el objetivo de continuar mejorando la calidad de vida de las más de 105.000 personas dependientes que residen en la Comunidad.

Blanco ha agradecido el trabajo desarrollado durante los últimos meses con el Gobierno Central, aunque ha anunciado que seguirá reivindicando que se valore el hecho de que en Castilla y León no exista lista de espera ni en la valoración ni en el reconocimiento del derecho a las personas dependientes. Además, ha pedido que no se penalice a las comunidades autónomas que han hecho los deberes en ese sentido, como es el caso de Castilla y León, y que en el reparto de los fondos de las tres próximas anualidades, se tenga precisamente en cuenta, la agilidad en la resolución de los procedimientos.

Impactos: 15