• Los galardones ‘¡leo TIC!’, creados en 2014, incentivan el desarrollo de la competencia en comunicación lingüística a través de las nuevas tecnologías
  • La fecha de solicitud para participar en la convocatoria de este curso se extiende hasta el 1 de febrero de 2021
  • En el presente curso, 94 centros de la Comunidad están certificados, 22 de ellos por primera vez

El sistema educativo de Castilla y León apuesta por la implementación de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) y el fomento de la lectura entre los estudiantes. Por ello, la Consejería de Educación creó, en 2014, los reconocimientos ‘¡leo TIC!’ para incentivar el desarrollo de la competencia en comunicación lingüística a través de las nuevas tecnologías en los centros de la Comunidad.

Así, los colegios e institutos que promuevan la utilización de las fuentes digitales como herramientas de aprendizaje pueden optar a dicho reconocimiento presentando la correspondiente solicitud hasta el 1 de febrero. En este sentido, los centros educativos deben disponer de un plan de lectura y de la certificación de competencia digital ‘CoDiCe TIC’ en los niveles 4 o 5.

Además, los criterios de valoración que se tienen en cuenta para obtener el galardón son la integración de las TIC en la biblioteca escolar del centro; la utilización de programas y/o herramientas educativas digitales relacionados con la lectura y escritura; la elaboración de materiales educativos digitales relacionados con la lectura y escritura por parte del profesorado y el alumnado; la difusión, comunicación e interacción; y la trayectoria del centro en acciones formativas relacionados con la lectura y las TIC.

Estos reconocimientos tienen una duración de dos cursos académicos por lo que, cada dos años, los centros deben renovar el mismo. En la última convocatoria, se  concedieron 48 distintivos ‘¡leo TIC!’ que mantendrán dicho certificado durante los cursos 2020-2021 y 2021-2022; 22 de ellos lo consiguieron por primera vez.

La Consejería de Educación, a través de la Dirección General de Innovación y Formación del Profesorado, ya en 2014, adaptó el Plan de Lectura al uso de las nuevas tecnologías. Así, gracias a las iniciativas llevas a cabo en los centros de la Comunidad bajo las directrices de dichos Plan, los alumnos de la Comunidad pueden enfrentarse con soltura a nuevos formatos de texto, nuevos propósitos para la lectura y nuevas maneras de interactuar con la información.

Impactos: 27