Izquierda Unida tendrá, además, antes del próximo pleno, una reunión con el grupo PSOE para hablar de esta y otras mociones registradas por la organización.

Según Carmen Franganillo, “desde Izquierda Unida consideramos que la pequeña y mediana empresa local deben ser apoyadas por las instituciones y la ciudadanía por contar con una serie de ventajas sobre otros formatos comerciales. Contribuyen a dinamizar la economía local, el empleo es más resistente, las personas que trabajan en el sector lo hacen en mejores condiciones laborales, las ganancias se reinvierten en el entorno próximo, se fortalecen los lazos sociales en los barrios y se generan circuitos de distribución de los productos más cortos y, por lo tanto, con menos impacto ambiental, además de servir para fijar población, algo muy necesario en nuestra localidad.”

En palabras de Víctor Bejega, secretario de Organización de IU “Durante la crisis generada por la pandemia, muchos establecimientos locales han cerrado sus puertas o han seguido estrictas normas para adaptarse a la lucha común para acabar con la COVID-19. La sociedad demuestra un elevado sentido de su responsabilidad en la prevención de la enfermedad. Pero las consecuencias a nivel psicosocial, social y laboral están siendo devastadoras. El pequeño comercio, el sector de la restauración y otros muchos sufren cuantiosas pérdidas diarias. En León estos sectores sostienen una gran cantidad de empleos. La cascada de ERTEs y cierres destruye empleo a un ritmo frenético, incidiendo peligrosamente en el riesgo de exclusión social, la bajada de actividad económica y una merma de la calidad de vida relacionada con la salud de las familias trabajadoras leonesas.

Las administraciones locales deben responder impulsando medidas psicosociales, fiscales, de reparación y estímulo económico que amortigüen el grave impacto de esta crisis en las dimensiones psicológica y social de la población local.”

 

Carmen Franganillo explica que “desde izquierda Unida somos conscientes de que la crisis sanitaria ha golpeado duramente a muchos sectores, que se han visto obligados al cierre o paralización de gran parte de las actividades económicas en algún momento durante el año pasado y seguramente, gran parte del actual. Las medidas de reactivación impulsadas por el Gobierno Central y por la Junta de Castilla y León siguen siendo insuficientes para gran parte de los autónomos, las familias y las pequeñas empresas de nuestro municipio. Es, finalmente, el Ayuntamiento, la institución que, por su apego al territorio, mejor conoce la realidad local. No valen excusas baratas sobre competencias impropias, Es el momento de trabajar por la población.”

 

En consecuencia, y por los motivos anteriormente expuestos, Izquierda Unida propone una serie de medidas:

El apoyo a las pequeñas y medianas empresas, empresas familiares y cooperativas, primar especialmente la creación de empleo y su mantenimiento, con colaboraciones especiales con empresas que mantengan el empleo durante la crisis de la COVID, y aquellas que presenten planes de igualdad que realmente sean ejecutados. Potenciación de ayudas a empresas de emprendedores locales, creando una partida presupuestaria que facilite el autoempleo, fomentando empresas que cumplan la normativa ambiental. Creación de una línea de ayudas y de promoción a los pequeños comercios para que se priorice la venta de productos a granel, el empaquetado en papel, cartón y vidrio reciclable. Potenciar el consumo de cercanía a través del Ayuntamiento, con ayudas a publicidad, apoyando el asociacionismo y cooperación para compras o servicios comunes que abaraten costes. Que se realicen los trámites necesarios para aplicar aplazamientos, bonificaciones o exenciones en alquileres públicos, impuestos, tasas y precios públicos a las personas desempleadas y los pequeños y medianos establecimientos que hayan cerrado o cesado su actividad durante las crisis del coronavirus, condicionadas con medidas de protección de las trabajadoras y trabajadores. Programa de Dinamización del Pequeño Comercio y de Proximidad, con actuaciones como campañas promocionales, ferias gastronómicas, actividades artísticas y culturales, ponencias, jornadas y otras, para la dinamización del sector.

Para finalizar, Izquierda Unida propone la creación e impulso de una página web que dé cabida a los diversos comercios locales, productores, cooperativas y pequeñas empresas locales de servicios y que facilite la competencia de nuestras PYMES y autónomos con las grandes plataformas digitales y crear subvenciones directas a los colectivos más afectados por la crisis, trabajadores, autónomos y PYMES, a cargo de los remanentes del ejercicio presupuestario del 2020.

Todas estas propuestas serán debatidas próximamente con el grupo PSOE, pero la organización ha enviado la moción a todos los grupos políticos en un llamamiento a trabajar de forma colectiva por el bien de nuestra ciudad y de la ciudadanía, objetivo que debería ser común a todos los partidos en León.

Impactos: 24