La enmienda presentada por Compromís a la tramitación de la LOMLOE  en el Senado, que exigía que la asignatura de ética sea una de las que deba cursas todo el mundo en el 4º curso ( junto a Educación Física,  Geografía e Historia,  Lengua Castellana y Literatura y, si la hubiere, Lengua Cooficial y Literatura, Lengua Extranjera y  Matemáticas, con dos opciones diferenciadas), no prosperó al contar con los votos en contra de PSOE, ERC-EH Bildu, PNV, Junts per Cat y la extrema derecha. Solamente contó con el voto a favor de Compromís, Més per Mallorca, Más Madrid, Adelante Andalucía, GEroa Bai, PP, Ciudadanos, Coalición Canaria y UPN
La enmienda que pedía que se prestase” especial atención a la reflexión ética y a su fundamentación filosófica, y se incluirán contenidos referidos al conocimiento y respeto de los Derechos Humanos y de la Infancia, a los recogidos en la Constitución española, a la educación para el desarrollo sostenible y la ciudadanía mundial, a la igualdad entre hombres y mujeres y al valor del respeto a la diversidad, fomentando el espíritu crítico y la cultura de paz y no violencia. “ solamente contó con el voto favorable de la de Compromís, Més per Mallorca, Más Madrid, Adelante Andalucía, GEroa Bai, Ciudadanos y en contra de PP,PSOE, ERC.EHBildu, PNV, Junts X Cat y VOX
El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet expuso en la justificación de estas enmienda que no “ No hay duda de que la mejor forma de asegurar la bondad de una Ley en un sistema democrático es el consenso. El 17 de octubre de 2018, la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad la necesidad de garantizar que la Filosofía cuente con un «ciclo formativo» de tres cursos en la enseñanza secundaria obligatoria y postobligatoria, «de forma análoga a lo que sucede en otras materias como Lengua, Matemáticas e Historia», es decir, que se recupere la situación anterior a la LOMCE, con tres asignaturas comunes para todo el alumnado: la Ética de 4º de ESO, la Filosofía de 1o de Bachillerato y la Historia de la Filosofía de 2o de Bachillerato.
No tener en cuenta la unanimidad alcanzada en la anterior legislatura supondría no oír las voces de quienes representan a la ciudadanía, y por tanto romper las reglas de la práctica democrática. En realidad supone ir en contra del espíritu de la Ley que se pretende aprobar.
La UNESCO, a la que se alude en varias ocasiones en la Propuesta de Ley, en la Declaración de París de 1995 afirma que “los estudios de Filosofía constituyen el único modo de educar en valores de alcance y tensión universales, es decir, que no dependan ni estén sometidos a creencias (religiosas o de cualquier tipo) ni de opciones políticas, para formar al alumnado desde los Derechos Humanos como ciudadanos cosmopolitas en un mundo global”. Además, añade que la Filosofía ha de llamarse por su nombre; en coherencia con esto, la Ley ha de reconocer el estudio de los valores morales como una parte fundamental de la Filosofía que se denomina Ética y que recoge, entre otras cosas, los Derechos Humanos como el proyecto ético que hay que respetar y desarrollar en el siglo XXI.
La UNESCO y el Consejo de Europa consideran imprescindible que los sistemas educativos incluyan la formación y sobre todo, la reflexión ética. La Ética es una materia filosófica que, como se recoge en la citada Declaración de París, “ha de ser impartida por profesores cualificados e instruidos específicamente a tal efecto y no estar supeditada a ninguna consideración económica, técnica, religiosa, política o ideológica”. La Ética, por tanto, ha de ser impartida por el profesorado especialista en Filosofía.
En consecuencia, con independencia de que el legislador quiera introducir una materia dedicada a la formación en Valores éticos, cívicos y constitucionales en cualquier curso del ciclo hasta antes de 4º de la ESO, la presencia de la Ética debe garantizarse en este último curso con total prioridad a cualquier otra consideración. En ningún caso la formación en Valores éticos, cívicos y constitucionales puede sustituir la reflexión ética. Si acaso, puede complementarla, entendiendo que la Ética puede tratar, desde un punto de vista reflexivo y crítico, los valores de igualdad, la necesidad de la solidaridad y el análisis y fundamentación de los Derechos Humanos que constituyen la base de nuestra cultura.

Impactos: 170