Inicio de las vacunaciones contra la Covid-19 en la residencia San José de la capital leonesa. En la imagen, la residente, Azucena Díez y la cocinera del centro, Mª Ángeles Campo, tras ser vacunadas
  • El centro Hermanitas de los Ancianos Desamparados San José, en León capital, y la residencia mixta de mayores de la Junta de Castilla y León, en Ponferrada, han sido los lugares elegidos para iniciar hoy, en coincidencia con el resto de provincias de la Comunidad, el primer ciclo de la estrategia de vacunación frente a la COVID-19.

El centro Hermanitas de los Ancianos Desamparados San José, en León capital, y la residencia mixta de mayores de la Junta de Castilla y León, en Ponferrada, han sido los lugar elegidos para iniciar hoy en la provincia, en coincidencia con el resto de provincias de la Comunidad, el primer ciclo de la estrategia de vacunación frente a la COVID-19 establecida por el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad, una vez recibido el primer envío semanal de 2.925 vacunas.

En la residencia San José de León se han vacunado 137 residentes (la totalidad del centro) y  49 trabajadores. La primera residente vacunada ha sido Trinidad Azucena Díez García, de 90  años, y la primera trabajadora del centro, Mª Ángeles Campo López.

A lo largo del día, los equipos covid de la Gerencia de Atención Primaria de León también se han desplazado al centro residencial Campolar, al centro de mayores de Armunia,  a la residencia Virgen de los Desamparados, a la residencia Nuestra Señora del Buen suceso, a la residencia y centro de día Orpea León, a la residencia Atardecer Hijas de la Caridad, al Centro de día Caser Residencial y a la residencia Domus VI para iniciar el proceso de vacunación en todos ellos.

En la comarca del Bierzo, la vacunación ha comenzado en la residencia mixta de mayores de la Junta de Castilla y León, situada en la localidad de Ponferrada. El primer residente vacunado ha sido Ignacio Fernández Alonso, de 72 años, y la primera trabajadora del centro, Donila Abella Díaz. Se estima que hoy la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo vacune a los 178 residentes del centro y a 240 trabajadores.

Esta primera etapa contempla cuatros grupos priorizados de población diana: los residentes y personal sanitario y sociosanitario en residencias de personas mayores y con discapacidad; el personal sanitario de primera línea; otro personal sanitario y sociosanitario; y grandes dependientes no institucionalizados.

La Junta de Castilla y León ya tiene en marcha, en el marco de la Estrategia Nacional de Vacunación frente a la COVID-19, un complejo operativo de almacenamiento, distribución y vacunación en el que se basarán las líneas de intervención para el desarrollo de esta campaña para promover la inmunización frente al SARS-CoV-2.

Hay que recordar que se trata de planificaciones abiertas, tanto en el ámbito nacional como autonómico, y por tanto, sometidas a continúa revisión técnica ante una realidad pandémica global cambiante y, desde el punto de vista científico, aún novedosa en su investigación y caracterización.

Por ello, es muy importante que la sociedad, desde sus distintos ámbitos, sea consciente del carácter “vivo” y evolutivo de estas estrategias, en las que, con el objetivo general reducir la morbimortalidad por la COVID-19 mediante la vacunación del mayor porcentaje posible de población, se prevé un análisis y evolución permanentes para su mejor adaptación a las circunstancias que puedan plantearse.

Vacuna

La vacuna que se va a distribuir en esta primera fase es la desarrollada por los laboratorios de Pfizer/BioNTech y posee ciertas peculiaridades en cuanto a su conservación, que hace que su utilización sea más compleja que otras. Es una vacuna basada en el denominado ARN mensajero, que debe conservarse a muy bajas temperaturas (entre 70 y 80 grados bajo cero), viniendo en viales multi dosis, de cinco dosis cada uno de ellos, organizadas en bandejas de 195 viales, que equivalen a 975 dosis de vacuna.

Como se sabe, requiere dos dosis para completar su efectividad, existiendo un plazo entre la primera y la segunda dosis de veintiún días; es necesario, por ello, una compleja organización, planificación y logística para poder aprovechar el máximo de unidades con la mínima pérdida en la cadena de frío o el transporte de dosis.

Se trata de un medicamento que ha obtenido la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) tras haber superado los análisis de calidad y seguridad, habiendo sido testada en más de 44.000 voluntarios de dieciséis o más años en su fase III, siendo las reacciones adversas observadas más frecuentemente la fatiga (62,9 %), cefalea (55,1 %), dolores musculares (38,3 %), escalofríos (31,9 %) y fiebre (14,2 %), efectos similares a los de la vacuna de la gripe y que remiten con medidas sencillas o medicación habitual.

Impactos: 39