Ha sido la única estación de esquí alpino de todo el territorio nacional que ha estado abierta al público estos dos días

La estación invernal de San Isidro ha recibido un total de 2.517 usuarios en su primer fin de semana de apertura de la temporada, siendo la única estación de esquí alpino de todo el territorio nacional que ha estado abierta al público estos dos días. A pesar de las rachas de viento, su público ha podido disfrutar de una oferta de 10 kilómetros esquiables y espesores de nieve de hasta 80 centímetros.

La afluencia de visitantes a la estación leonesa de titularidad provincial está condicionada por el cierre perimetral decretado por la Junta de Castilla y León como medida de contención frente al COVID-19, si bien actualmente sí están permitidos los desplazamientos entre las nueve provincias del territorio.

Desde las instalaciones han destacado la responsabilidad individual de los esquiadores a la hora de cumplir las directrices marcadas por las autoridades sanitarias y los protocolos establecidos desde la Diputación de León para preservar la seguridad de los trabajadores y los usuarios.

Por otra parte, la estación invernal Valle Laciana-Leitariegos, que abría sus instalaciones el pasado miércoles, ha permanecido estos días cerrada después de que las copiosas lluvias dejaran impracticable para el esquí las pistas.

Impactos: 5