El boxeador leonés se lleva el oro en el Campeonato de España de élite, el que le faltaba en su palmarés

Antonio Barrul ya puede presumir de haber sido campeón de todas las categorías del boxeo, sumando el sexto título nacional, algo que pocos boxeadores pueden decir en España. Había logrado medallas, pero al púgil del Club Fuerte y Constante le faltaba en su palmarés el oro en el Nacional élite. Ya lo tiene para seguir creciendo en un año mágico para él, que se ha hecho fijo en la selección española poniendo las bases a un sueño de ser olímpico en 2024 que es el objetivo para el pupilo de Vicente Barrul que mostraba su satisfacción a la vez que agradecía el apoyo que reciben “del Ayuntamiento de León que desde hace diez años nos abre las puertas del Centro Cívico Ventas Oeste que ha sido clave para el desarrollo de los púgiles del barrio y del crecimiento de Antonio hasta convertirse en internacional con la selección española”.

Antonio Barrul fue el mejor en la categoría de 57 kilos superando a sus tres rivales por decisión unánime y subió a lo más alto del podio para redondear un gran campeonato para el boxeo leonés porque otro púgil leonés, en este caso del Pueblo Boxing, Diego Crespo, regresó a lo grande para llevarse una medalla de plata en la categoría de 60 kilos que bien pudo ser de oro en una final muy igualada. Una alegría doble porque Diego Crespo ha compartido sesiones de entrenamiento con Barrul en estos últimos meses y ha sido importante para que éste haya crecido en la selección española ya que le ha permitido hacer sesiones de entrenamiento de calidad y, a la vez, le ha ayudado al pupilo de Dani Bueno a crecer hasta subir al podio del Nacional.

Para Antonio Barrul el Nacional era la guinda para este año tan raro, pero en el que el boxeo ha conseguido salvar la mayoría de sus citas y en el que él ha estado en varios torneos internacionales. Era una cita complicada porque su categoría es una de las que más púgiles de primer nivel tiene y en la final se tenía que ver las caras con Ángel Seda, que en anteriores le había superado. Esta vez no hubo dudas y el leonés se impuso a lo grande, llevándose el oro que le faltaba en su palmarés.

El título logrado en Los Alcáceres era el sexto del púgil leonés, después de imponerse dos veces en la categoría júnior –en 54 y 57 kilos- y tres en la categoría joven dos de ellos en 56 kilos y uno más en 57 kilos-. Y a esos seis oros todavía puede sumar el púgil del Fuerte y Constante las medallas de plata que consiguió en los dos años anteriores en 56 kilos.

Impactos: 20