La muestra titulada ‘De aleda a aldea’ se podrá visitar hasta el 17 de diciembre, en horario de 12 a 14 y de 18:30 a 20:30 horas.

Hasta el 17 de diciembre permanecerá abierta en el Ateneo Cultural El Albéitar la Exposición titulada ‘De Aleda a Aldea’ de Tomas Salvador González, que se podrá visitar de lunes a viernes en horario de 12 a 14 y de 18:30 a 20:30 horas. Se trata de una aproximación al mundo creativo y la poesía visual del fallecido escritor zamorano, que fue autor de una audaz y original obra gráfica que creó a partir de recortes y titulares del periódico ‘El País’, que él denominaba ‘Poesía para ser mirada’. Con los recortes de titulares, Tomás Salvador compuso poemas con su métrica, ritmos y rima, empleando una técnica que fue muy utilizada por los dadaístas en su momento de mayor esplendor, en los años inmediatos posteriores a la Primera guerra mundial.

El escritor, traductor y crítico segoviano Luis Marigómez ha comentado que “los poemas hechos como collages de periódicos, en la época dadá buscan, sobre todo, epatar, escandalizar un poco, como el niño que dice caca, culo, pis; pero el método admite muchas posibilidades, y Tomás Salvador pasó una parte importante de su vida explorándolas, adecuándolas a sus intereses artísticos y poéticos”.

Con la llamada ‘poesía visual’, siempre hay una discusión sobre su valor artístico. ¿Es poesía o es arte? Los poetas al uso, los que solo usan palabras, rimas, recuento de sílabas y figuras retóricas, muy a menudo le niegan la condición poética; los artistas, en cualquiera de sus modalidades, suelen entender que es algo de muy poca importancia para considerarlo artístico. Últimamente esta modalidad ha entrado en algunos museos, que sí le dan ese valor.

POEMAS EN TRES DIMENSIONES

La poesía visual de Tomás Salvador fue incorporando materiales, el artista aprendió a hacer papel a mano y lo usó como fondo de algunas piezas. También elaboró poemas en tres dimensiones, que ahora se pueden observar en una de las salas, hechos con cajas de puros, de cigarrillos o de turrón.

Es importante señalar que, como cualquier objeto artístico, el original ofrece muchos más matices que su reproducción en un libro. Por ese motivo, en la exposición de El Albéitar se puede ver con detalle las diferentes obras, algunas de pequeño tamaño y otras de una envergadura notable. La textura de sus cartulinas rasgadas o el papel hecho a mano solo puede apreciarse con cierta exactitud mirando cada pieza tal cual es.

Tomás Salvador observaba lo que tenía a su alcance, y experimentaba, trabajaba y dedicaba a su tarea creativa gran parte de su tiempo, con pasión y también dosis de juego, Los resultados de su labor se pueden ahora visitar en las Salas de Exposiciones del Ateneo Cultural El Albéitar, y en estos tiempos de pandemia y confinamiento, la visita constituye sin duda un plan inmejorable.

Impactos: 10