Los representantes de las familias que viven en estos dos poblados chabolistas del municipio de León pidieron una cita al alcalde de León, José Antonio Diez, el pasado 9 de septiembre y, tres meses después, siguen sin obtener respuesta. Mientras el equipo de gobierno PSOE-Podemos guarda este proyecto en el cajón, en Venta de Baños y en Burgos sí aceptan el dinero de la Junta. La concejala del Grupo Municipal del Partido Popular Aurora Baza ha denunciado el abandono de este convenio que quedó a falta de firmar por parte del Ayuntamiento cuando llegaron las Elecciones Municipales de 2019, a pesar de que la actual concejala del área, Vera López, fuera capaz de asegurar en la última Comisión Informativa que “al llegar al equipo de gobierno no nos encontramos con ningún convenio firmado ni en mayo ni en los ocho años anteriores y no dude que nosotros sí estamos trabajando en ello”. Baza destaca la contradicción de Diez que “públicamente es el azote de la Junta pero luego rechaza su dinero para mejorar la calidad de vida de muchos leoneses”.

La concejala Aurora Baza continúa mostrando la preocupación del Grupo Municipal del Partido Popular por las personas en riesgo de exclusión de la ciudad, especialmente en los casos con problemas de vivienda. “Por eso desde que nuestro equipo de gobierno empezó a gobernar en 2015 nos centramos en trabajar en las dos zonas más afectadas, Las Graveras y Altos del Duero, núcleos de chabolismo que necesitan una gran implicación de todos”, ha explicado de nuevo Aurora Baza.

La concejala popular ha señalado que esta preocupación fue trasladada a la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León: “Mantuvimos la primera reunión en 2019 tras diversos contactos  telefónicos y después de realizar un informe por parte de los técnicos municipales para lograr acabar con estos dos enclaves de pobreza y desprotección”.

De aquellas reuniones salió el borrador del convenio entre el Ayuntamiento de León, la Junta de Castilla y León y la Fundación Secretariado Gitano, una parte muy activa en esta área, bajo el nombre de ‘Chabolismo cero’. Acabó el anterior mandato con la necesidad de que el Ayuntamiento finalizara los trámites y con la firma pendiente del alcalde de León.

En enero de este año, el PP municipal alertaba por primera vez de esta situación; dos meses después, Baza reiteraba esta situación crítica. Y hoy, nueve meses más tarde, todo sigue igual, con el agravante de que las 82 personas (67 adultos y 15 menores) que viven en las chabolas de León vuelven a pasar otro invierno en una situación extrema de falta de higiene, seguridad y condiciones mínimas para sobrevivir.

Diez no contesta a las familias

Los representantes de las familias que viven en estos dos poblados chabolistas del municipio de León pidieron una cita al alcalde de León, José Antonio Diez, el pasado 9 de septiembre y, tres meses después, siguen sin obtener respuesta. Mientras el equipo de gobierno PSOE-Podemos guarda este proyecto en el cajón, en Venta de Baños (que fue la primera localidad elegida junto a León) y en Burgos ya han iniciado el proyecto, sí aceptan el dinero de la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León.

Aurora Baza ha denunciado de nuevo el abandono de este convenio que quedó a falta de firmar por parte del Ayuntamiento cuando llegaron las Elecciones Municipales de 2019. Tras recibir la pregunta de los populares, la actual concejala del área, Vera López, aseguraba en la última Comisión Informativa que “al llegar al equipo de gobierno no nos encontramos con ningún convenio firmado ni en mayo ni en los ocho años anteriores y no dude que nosotros sí estamos trabajando en ello”, lo que demuestra un desconocimiento de los asuntos importantes de su Concejalía preocupante.

Baza ha recordado que en el mes de febrero la directora general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, María Pardo Álvarez, ya se dirigió hace más de un mes al Ayuntamiento de León para poner en marcha este esperado proyecto sin obtener respuesta alguna. “Llama la atención la contradicción en la gestión de Diez, que públicamente es el azote de la Junta para no dar cuenta de sus propias in competencias pero luego rechaza el dinero de la administración autonómica destinado a mejorar la calidad de vida de muchos leoneses”.

Impactos: 7