El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana la nueva EDAR de la localidad leonesa de Laguna de Negrillos que, junto con la obra del emisario, completa la depuración de aguas residuales de este municipio de 2.000 habitantes equivalentes, que ha supuesto una inversión de 1.335.530 euros, de los que 1.097.530 euros los aporta la Junta de Castilla y León, y el resto, 238.000 €, el Ayuntamiento, cantidad que es financiada por la Junta a 25 años, durante los cuales se encarga también de la gestión de la instalación a través de la empresa pública Somacyl. En este acto, el consejero ha confirmado las previsiones de la Junta de construir 300 infraestructuras de depuración en municipios entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes, con una inversión en la legislatura estimada de 143 millones de euros; de ellas, 44 depuradoras estarán en la provincia de León, lo que supondrá una inversión de más de 21 millones de euros.

La nueva EDAR de Laguna de Negrillos, en funcionamiento desde el pasado mes de octubre, da servicio a una población de 2.000 habitantes equivalentes –teniendo en cuenta no solo las aguas residuales de viviendas, sino también de empresas industriales y de servicios-, dispone de una caudal de diseño y tratamiento en período estable de 372 metros cúbicos al día, pudiendo llegar a los 480 en período estacional. La obra se ha completado con la ejecución de fosas sépticas para las pedanías del municipio de Cabañeros y Villamorico.

La nueva estación depuradora consta de pozo de gruesos y bombeo; dos tanques de sedimentación primaria con capacidad de 120 metros cúbicos; contador biológico rotativo -con una capacidad de tratamiento de dos veces el caudal medio-, y tanque de sedimentación final.

La inversión en esta nueva estación depuradora, incluida en el Programa Operativo FEDER, ha ascendido a 1.335.530 euros, financiado por la Junta (el 82,2%) y el Ayuntamiento de Laguna de Negrillos (el 17,8%), y su explotación y mantenimiento y gestión será asumido por la Consejería de fomento y Medio Ambiente, a través de Somacyl, durante un período de 25 años. Y también, la Junta, va a financiar la parte del Ayuntamiento a 25 años.

Con la puesta en servicio de esta instalación se ha completado el Programa de Depuración de aguas residuales en municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes en la provincia de León. Mediante el citado programa, puesto en marcha durante la pasada, se establecieron 40 actuaciones con una inversión de 75 millones de euros, consistentes en la construcción, mejora o adecuación de depuradoras, de las que siete corresponden a la provincia de León, con una inversión de 11 millones de euros.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente –acompañado por el alcalde de Laguna de Negrillos, Isidro García; el delegado territorial de la Junta en León, Juan Martínez Majo; el consejero delegado de Somacyl, José Manuel Jiménez, y otros representantes institucionales-, ha destacado el importante avance que supone la puesta en funcionamiento de esta infraestructura que, en el caso de la provincia de León, se viene a sumar a otras de reciente puesta en funcionamiento, como la de Villamañán, puesta en marcha el pasado mes de julio tras una inversión cercana al millón de euros.

“Estas infraestructuras son solo el inicio del amplio proyecto de depuración que desarrollaremos en esta legislatura para dar servicio a los pequeños municipios de Castilla y León, con poblaciones entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes, en el que ya estamos trabajando en coordinación con las nueve diputaciones provinciales”, añadió el consejero.

300 nuevas depuradoras en municipios entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes

Suárez-Quiñones enfatizó el acuerdo suscrito entre el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y los presidentes de las nueve diputaciones provinciales de Castilla y León el pasado mes de octubre con el fin de promover 300 sistemas de depuración en los municipios con población entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes.

Este programa medioambiental supondrá la movilización de inversiones en torno a los 143 millones de euros, de los que el 40% será aportado por la Junta, otro 40% por las diputaciones y el 20% restante por los ayuntamientos; asimismo, con el objetivo de mitigar el esfuerzo presupuestario de las administraciones locales, la Junta ayudará a financiar las aportaciones de las Diputaciones a 10 años y las de los ayuntamientos a 25 años. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente se encargará de gestionar estas infraestructuras de saneamiento durante 25 años.

En la provincia de León

De estas 300 actuaciones en Castilla y León en municipios entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes, 44 depuradoras están previstas en la provincia de León, con una inversión estimada de más de 21 millones de euros. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Diputación de León están planificando el calendario de actuaciones y las necesidades de los municipios.

Juan Carlos Suárez-Quiñones ha insistido en que todas estas actuaciones buscan conseguir el objetivo de cero de aguas sin depurar, “objetivo que la Junta de Castilla y León está dispuesta a conseguir a lo largo de esta y la próxima legislatura, con la intención de ejecutar la depuración de los núcleos de población de menos de 500 habitantes equivalentes”.

Otras inversiones de depuración previstas en la provincia de León tienen que ver con los espacios naturales, donde se subvencionará el 50% de los gastos de mantenimiento y explotación en el Parque Regional de Picos de Europa, con 423.500 euros, para el período 2020-2023.

De otro lado, a través de los convenios de transición justa en la provincia de León, el Consejo de Gobierno ha autorizado el compromiso de presupuesto regional de 3.448.566 euros para la suscripción de tres convenios entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Instituto para la Transición Justa para la ejecución de tres proyectos de depuración en la provincia de León: en los espacios naturales de Babia y Luna (San Emiliano) y Vegacervera, y el tercero en la localidad de Torre del Bierzo.

Con todos estos proyectos señalados a lo largo de esta nota de prensa, la Junta de Castilla y León avanza en el cumplimiento de las obligaciones impuestas por la Directiva 91/271/CEE, sobre tratamiento de las aguas residuales urbanas.

 

Impactos: 7