El Grupo Municipal de UPL en San Andrés del Rabanedo ha registrado una moción para su debate en el pleno del mes de noviembre, que expone nuestra preocupación y la de todos los ciudadanos en relación a la crisis sanitaria que estamos sufriendo.

Desde la declaración del Estado de Alarma todas las administraciones han iniciado mecanismos de lucha contra la pandemia, en el caso de Castilla y León las carencias de años y años de recortes en recursos materiales y humanos y la implantación de la nefasta reforma sanitaria tras las últimas elecciones, ha hecho visible la realidad de lo que era y es nuestro sistema sanitario. El deterioro de la atención primaria, tan importante para la detección precoz de enfermedades, junto con el recién estrenado “decretazo”, están dejando sin la adecuada atención a los pacientes, hecho que todos hemos sufrido, como el colapso de las líneas telefónicas o la larga espera de la llamada de nuestros médicos y la angustia que eso produce.

En plena segunda ola, seguimos sin tener suficientes profesionales sanitarios y los que tenemos carecen del material necesario para protegerse y protegernos, además de unas pésimas condiciones de trabajo, no se respetan los descansos, la mayoría de los contratos son eventuales y en algunos casos deben asumir responsabilidades superiores a su puesto de trabajo, generando situaciones de estrés y agotamiento.

La propia administración autonómica ha reconocido la escasez de profesionales, la fuga de profesionales que salen de nuestras facultades y que tienen que ir a otros países en busca de mejores condiciones laborales, problema que sigue sin resolverse.

Por todo ello desde el leonesismo nos oponemos al cierre de hospitales como el de Béjar y la centralización en Valladolid. No estamos dispuestos a dejar que nuestros profesionales sanitarios se tengan que ir de la Región Leonesa, vía decretazo, a trabajar a otros centros de ciudades castellanas. No pretendemos quitar nada a nadie, pero tampoco vamos a dejar que se lleven lo poco que tenemos.

Exigimos a la Junta que asuma su responsabilidad y dote al sistema sanitario y sus trabajadores de los medios necesarios para poder dar una atención adecuada y digna a los pacientes. Para ello creemos que sería conveniente un acercamiento y un diálogo sensato entre la administración autonómica, las organizaciones sindicales y los profesionales del sector sanitario para poder analizar los problemas reales y llegar a una solución consensuada y satisfactoria para todos.

De igual forma exigimos al Gobierno de la nación que aumente las transferencias para la financiación de la sanidad de las Comunidades Autónomas ya que a día de hoy se ha demostrado que es insuficiente.

Julio Álvaro González Rivo, portavoz de UPL en San Andrés del Rabanedo

Impactos: 3